jueves, 9 de junio de 2016

Pablo Quintanilla: Fuerza Popular tiene suicidarse para desfujimorizarse y convertirse en otro partido


Ideeleradio.- El partido Fuerza Popular, como organización política, tiene suicidarse para desfujimorizarse y convertirse en otra cosa, dijo Pablo Quintanilla, docente de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

“Si Keiko quiere mantener alguna posibilidad de tener liderazgo político, de tener vigencia política, lo que tiene que hacer es desfujimorizar al fujimorismo. Parecía que lo intentaba al comienzo, evidentemente no fue así. No hay otra”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“En realidad, el fujimorismo lo que tiene que hacer es suicidarse, convertirse en otra cosa, transformarse”, puntualizó. 

Por otra parte, sostuvo que aunque resulte difícil, no queda otra que desideologizar un poco la administración pública en los próximos cincos años.

Planteó que el equipo del nuevo gobierno y el Parlamento deberían realizar acciones muy concretas y específicas, como llevar agua a los pueblos, mejorar los servicios, donde hay un acuerdo aparentemente en todos los grupos. Estimó que sí habría problemas en el tema de la educación.

“Donde sí veo un serio problema es en la educación, y no sé cómo lo van a resolver. Para empezar con Sunedu, creo que PPK la va a aceptar, va a hacer modificaciones importantes, que son necesarias en la nueva Ley universitaria”, refirió.

“Allí el problema es que hay muchas universidades en el Perú que están vinculadas a gente del fujimorismo, eso es verdad, eso lo sabe todo el mundo, empezando por una universidad famosa que tiene vínculos familiares con el secretario general de Fuerza Popular. ¿Cómo se va a manejar eso porque ahí sí hay vínculos económicos estrechos? Lo veo muy complicado”, declaró.

Estimó que en la campaña hubo una suerte de ‘parteaguas’, pues esta comenzó, en el caso de la segunda vuelta, con un Pedro Pablo Kuczynski (PPK) muy tranquilo y moderado, pero sostuvo que desnudaran las diferencias se pusieron inevitablemente en evidencia.

“Simplemente ambos se quitaron la careta, y entonces, eso significó que el país se partiera en dos. Un grupo de personas que no quiere que regrese lo que siente fue un periodo nefasto, versus la visión de otro sector que lo ve como un periodo beneficioso para ellos”, opinó.

Finalmente, subrayó que el objetivo de un gobierno y la sociedad es ampliar la libertad, que no se reduce solo a términos de compra y venta. Argumentó que un gobierno más humanista tendría que incidir en el tema de libertad de prensa y tener una mayor participación con más medios de comunicación a disposición de la ciudadanía.

“En general, los medios en el Perú son muy diversos. Creo que el estado debe participar, regulando hasta cierto punto, siempre que no se afecte en lo más mínimo la libertad de expresión y prensa”, refirió.

“El Estado debe participar regulando hasta cierto punto, siempre que no se afecte en lo más mínimo la libertad. Debe participar con medios de prensa, tener un buen diario nacional donde estén los mejores periodistas con absoluta independencia, o un canal –no solo canal 7-donde estén los mejores representantes de la vida nacional cultural”, concluyó.