miércoles, 1 de junio de 2016

Matilde Caplanski: En el mundo es bastante frecuente el suicidio en los jóvenes

Ideeleradio.-  En todo el mundo, es bastante más frecuente el suicidio en los jóvenes, afirmó la psicoanalista Matilde Caplanski, tras sostener que la joven que se lanzó desde el hotel Sheraton padecería de un cuadro depresivo. 

“[¿Qué puede causar que una persona busque quitarse la vida?] En el caso de los jóvenes es bastante más frecuente en todo el mundo. La referencia a esa criatura que se lanzó de ese hotel, donde se demoró y dio un discurso [interno] -yo conjeturo- que parece ser que esta niña decía que su vida no valía la pena. Eso lo que nos da cuenta de un cuadro depresivo”, indicó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio. 

La psicoanalista sostuvo que las personas depresivas son aquellas que no logran articular y convivir con más tranquilidad los displaceres diarios.

“¿Qué es lo que tenemos pacificar en el alma humana desde pequeños? Es el displacer, entonces si retomamos el argumento de que la gente depresiva es aquella que no logra articular, ordenar, convivir, con más tranquilidad, con menos ansiedad, menos angustia, los displaceres diarios”, sostuvo. 

“Desde el más sencillo como no tener agua para bañarse, algo para tomar, esos pequeños gestos cotidianos que la persona es incapaz de sobrepasarlos de manera más creativa, ligera, no dándole esa importancia dramática”, comentó. 

Al respecto sostuvo que es la motivación lo que le da fuerza para vivir y tener un plan existencial mínimo es importante. 

"¿Qué es lo que nos da fuerza para vivir? La motivación, muchas cosas. Por lo pronto, la misma fuerza vital que tienen los seres humanos, motivaciones que van desde hacer deportes, bañarte para irte a la oficina, buscar la vida para ganar el dinero o la fama. Tener un plan existencial mínimo, estudiar, amar, todos son verbos que están al servicio de la vida. Si una persona se declara ausente o carente de un sentido y fuerza para vivir, todo es muy complicado, lo primero que encontramos es que estas personas están desvitalizadas”, argumentó. 

“Yo sí creo en el tema química muy fuertemente, la farmacología ha avanzado lo suficiente para saber que si tú compensas químicamente a esa persona a través de ese fármaco vas a levantar ese ánimo y va a sentirse mejor, hay familias también enteras de deprimidos”, expresó.