miércoles, 8 de junio de 2016

Jorge Nieto: Caso Chlimper fue un punto de quiebre a favor de PPK

Ideeleradio.- El incidente que involucró al  ex candidato a la Vicepresidencia de Fuerza Popular, José Chlimper,  y la aparición de unos audios manipulados produjo un quiebre en la tendencia a favor de la candidatura de Pedro Pablo Kuczynski, consideró el analista Jorge Nieto.

“[…] Viene el incidente de Chlimper que termina validando ante la población el argumento del adversario [de PPK], de que si el vicepresidente está trucando un audio para defender a Joaquín Ramírez, bueno aquí algo está muy raro y complicado y termina eso termina dar fuerza al argumento del adversario”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Yo creo que, en ese momento, se produce un quiebre en la tendencia y PPK comienza a recuperar aceleradamente la votación que él mismo había perdido, incluso la de los sectores de indecisos o en blanco que estaban sin votar por la señora Fujimori, pero sin querer votar por él”, aseveró.

El analista comentó, además, que hubo una mala respuesta por parte del fujimorismo respecto a la denuncia que involucraba a su secretario general Joaquín Ramírez en una investigación de la DEA.

“Todos los incidentes que ocurren tienen que ser leídos en ese contexto de disputa estratégica. Por ejemplo, la denuncia de Cuarto Poder tuvo una mala respuesta del fujimorismo, porque en vez de producir una sanción radical inmediata  contra el secretario general, tres días seguidos Keiko lo defiende y, luego, él se retira”, anotó. 

“[…] Ahí también hubo algunos liderazgos políticos que tuvieron una participación importante como la participación de Verónika Mendoza, quien se lanza finalmente presionada por el movimiento social  Keiko No Va, a decir 'vamos a votar por PPK'”, explicó. 

Finalmente, comentó que dentro de la campaña de Peruanos por el Kambio se rearticuló una estrategia y se hizo una asociación entre el narcotráfico, violencia, crimen, inseguridad y lavado de activos rodeando a la candidata Keiko Fujimori. 

“La conclusión era que Keiko no puede con la inseguridad y lo que era un argumento que siguió funcionando de 'autoritarismo-democracia', sobre todo para los sectores medios, fue extendido con este argumento que va a todos, sobre todo a los sectores más bajos, en donde realmente el tema de la inseguridad ciudadana es un tema muy angustiante y, por tanto, están preocupados por tener formas de salida de ese problema”, refirió.