martes, 23 de junio de 2015

Vicente Zeballos critica gastos de Ana Solórzano y pide no repetir error con elección de Mesa Directiva

Se desdibuja rol protagónico del Congreso

Ideeleradio.- Es lamentable que la presidenta del Congreso, Ana María Solórzano, haya autorizado la adquisición de regalos para trabajadores del Parlamento por un monto aproximado de 100 mil dólares, cuestionó el legislador Vicente Zeballos, tras señalar que el Parlamento no debe equivocarse nuevamente al elegir a quien encabece la nueva Mesa Directiva.

Fue al comentar el informe del diario Correo que señala que, en dos meses se realizaron compras por S/.179,961 y S/.155,400 entre los meses de mayo y junio, respectivamente, con motivo del Día de la Madre y del Día del Padre.

“Yo lamento esto que vienen denunciándose, y es cierto. Hay que decir la verdad con su nombre, es cierto, y lamento que este tipo de conductas emerjan de la propia Presidencia del Congreso. Yo tengo el mejor de los respetos, la presidenta del Congreso es sureña como yo, pero hay acciones que se han tomado que desdibujan un poco el rol protagónico que tiene que asumir el Parlamento”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“La última elección [en el Congreso] fue un anuncio de lo que se venía, fue escasamente por un voto, en unas circunstancias lamentables, y hoy –sin quejarnos– estamos asumiendo el pasivo de esa errónea decisión que esperamos que estas próximas elecciones no se reitere”, puntualizó.

Zeballos Salinas comentó, en ese sentido, que espera que el país tenga una oportunidad, a través de una nueva Mesa Directiva, de acudir a un auténtico rol de protagonismo, de posicionamiento e independencia, tras lamentar los traspiés del Parlamento.

Zancadillas, debut y despedida
El legislador dijo que es el propio Parlamento en el que se pone zancadillas, al revelarse cuestionamientos, denuncias y excesos en los gastos. Recordó, del mismo modo, las promesas que Ana María Solórzano incumplió, aspectos incluso en los que hubo “debut y despedida”.

“Ella salió con muchos brillos a decir, ‘tendremos agendas especializadas’, y en la primera sesión, corrupción, fue debut y despedida. ¿Y cuántas más? Se acuerda de la Ley Pulpín, el Parlamento se comprometió a trabajar la Ley General del Trabajo y nada. Este compromiso del Tribunal Constitucional y que inmediatamente viene [la elección en torno a la cabeza de la] Defensoría del Pueblo, y hoy está en el rincón del olvido el tema”, indicó.

“¿Cuántos temas que pudieron oportunamente posicionar en la agenda pública nacional al Parlamento, y caemos en esas circunstancias de denuncias, de excesos en los gastos. Creo que el traspié viene del propio Parlamento, no es la opinión ni los medios, es el propio Parlamento que se pone zancadillas a sí mismo”, precisó.