viernes, 19 de junio de 2015

IDL denuncia negligencia del PJ e INPE en excarcelación irregular de condenado por caso de DDHH

Ideeleradio.- Las autoridades de la Sala Penal Nacional y del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe) actuaron, por decir lo menos, con una grave negligencia al tramitar la excarcelación del exgeneral Manuel Delgado Rojas, pese a tener una sentencia condenatoria que impedía que abandonara el penal Virgen de las Mercedes, denunció Carlos Rivera, coordinador del Área Legal del Instituto de Defensa Legal (IDL).

Fue al señalar que Delgado Arenas debió permanecer recluido, pese a la absolución que dispuso la Corte Suprema en el caso de la desaparición de los estudiantes de la Universidad del Centro (1990), pues tiene otra condena con pena efectiva dictada el mismo año, el 2014, por el homicidio de ocho campesinos de la localidad de Pucará (1989).

“Todo indica que la administración de la Sala Penal Nacional, por alguna razón que en este momento no está clara, pero que por lo menos indica una grave negligencia, omitió informar al Inpe que el señor Delgado Rojas había merecido una segunda condena en octubre del año pasado, y consecuentemente eso debió ser registrado, determinado en la hoja penológica del señor Delgado Rojas, para que en el momento que existiera alguna eventual libertad en el primer caso en que había sido condenado, esa libertad simplemente no se ejecute”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Él [Delgado Rojas] tenía una segunda orden de detención o una pena de condena de pena efectiva por un segundo proceso judicial. Eso es lo que finalmente no ha ocurrido, y eso lo que nosotros estamos averiguando, cuál ha sido la razón por la cual la Sala Penal Nacional omitió un asunto que está referido a una serie de documentación que se va tramitando desde el momento mismo en que una persona resulta condenada a pena efectiva, y parece que ninguno de esos procedimientos –que son varios– finalmente se ejecutaron”, dijo.

Las condenas del 2014
Rivera Paz dijo, en ese sentido, que este es un acontecimiento muy grave, pues se ha liberado a una persona que debió permanecer recluida. Subrayó que de manera inexplicable, la Sala Penal Nacional habría omitido comunicar a las autoridades penitenciarias que Manuel Delgado Rojas debía sufrir una segunda condena. 

“Manuel Delgado Rojas tenía dos procesos judiciales a punto de culminar el año pasado. El 30 de abril del 2014 lo condenaron a 15 años por la desaparición de dos estudiantes de la Universidad Nacional del Centro, ocurrido en 1990. En octubre del 2014 terminó el juicio oral por el homicidio de ocho campesinos de la localidad de Pucará, ocurrido en 1989. En ambos casos, Delgado Arenas fue condenado, lo que nos resulta inexplicable es la razón por la que el INPE no fue informado del segundo proceso judicial en que mereció la segunda condena”, manifestó.

“De una manera un tanto inusual, el primer proceso en el que resultó condenado, en el caso de los desaparecidos de la Universidad Nacional del Centro, el expediente llegó a nivel de la Corte Suprema; el 10 de diciembre hubo una audiencia, y de manera repentina a la semana, el 17, la sala de San Martín emitió una resolución absolutoria y ordenó su libertad. Y lo que nos hemos enterado es que el señor Delgado Rojas fue puesto en libertad el 19 de diciembre, a pesar de que existía una segunda condena por el caso de la matanza de Pucará. Es ahí que vienen los hechos inexplicables”, subrayó.

El INPE no verificó
El coordinador del Área Legal del IDL dijo que la responsabilidad del Inpe también parecería ser otro hecho de apariencia irregular que es posible acreditar, pues se conoce que la Sala Penal Nacional le envió una copia de la segunda sentencia, aunque no formaliza el internamiento de Delgado Rojas.

“La Sala Penal, a pesar de que no dispone el internamiento por la segunda condena, todo indica que sí les envía a las autoridades del INPE una copia de la sentencia. Y lo que nos parece más extraño es que el INPE, teniendo una sentencia en la que Manuel Delgado Rojas encabezaba la lista de 10 condenados, decide no hacer nada, no verificar a quién está internando […]”, indicó.

“[El Inpe decide] no contrastar la información de la sentencia de la Sala Penal Nacional, y obviamente el señor Delgado Rojas, en el momento en que recibe una orden de libertad de la Corte Suprema, el 19 de diciembre del año pasado, se fue a su casa. Es decir, acá hay dos líneas de negligencia y de omisiones graves que se han cometido”, remarcó.