miércoles, 16 de octubre de 2013

Sala Mixta de Lima Este resolverá pedido de detención contra chofer y cobrador de El Chosicano

Ideeleradio.- La Sala Mixta de Lima Este será la instancia que resuelva la apelación que presentó el Ministerio Público en el caso de la presunta violación de una joven de 19 años, pedido por el que se insiste en que se dicte una orden de detención preventiva contra un chofer y un cobrador de El Chosicano, informó la fiscal Raquel Misari Beizaga.

Fue al confirmar que su despacho impugnó la decisión del juez Omar Ahomed Chávez, titular del 55° Juzgado Penal de Lima, quien denegó la prisión preventiva solicitada por la Fiscalía contra los supuestos implicados Roberto Carrasco Alfaro (23) y Cristian Navarro Palomino (22).

“Por supuesto [que estoy absolutamente convencida y me ratifico en que habían los elementos para una prevención preventiva], motivo por el cual el día que nos notifican, el mismo día se trabajó la apelación y en horas de la tarde, aproximadamente a las seis lo presentamos ante el Juzgado de Turno Permanente, rebatiendo absolutamente todos los puntos que el juez consideró”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[Esto se resolverá en una segunda instancia] donde interviene un fiscal superior y tres jueces. Como ya estamos hablando de un reo libre, el [caso] es derivado al juzgado de la zona, al Juzgado Mixto de Santa Anita. Entonces, el Juzgado Mixto de Santa Anita va a elevar este cuaderno de apelación y va a ir a la Sala Mixta de Lima Este y lo va a ver el fiscal superior mixto de Lima Este”, explicó.

Convicción de las pruebas suficientes

En otro momento, indicó que cuando solicitó la prisión preventiva en contra del chofer y el cobrador de El Chosicano tenía la convicción de que contaban con las pruebas suficientes. Precisó que la policía que se acercó al lugar, lo hizo por una llamada de una transeúnte que fue la que presenció una situación irregular.

“Para empezar para solicitar la prisión preventiva, obviamente, tendríamos que haber tenido la convicción de reunir los requisitos, los teníamos. Con relación al primer requisito que es la convicción de que hay una relación entre el delito cometido en relación a las dos personas que estaban siendo denunciadas, yo me basé en el certificado médico legal que me arrojaba que [la víctima] había tenido signos de acto contranatura reciente”, aseveró.

“En segundo lugar, eran todas las evidencias que encontramos en el momento y en lugar de los hechos. En el lugar de los hechos, la efectivo policial femenino encuentra a la chica de la cintura para abajo desnuda, con restos de papel higiénico en el ómnibus. ¿Por qué ella interviene? -y eso está en su manifestación- porque recibe una llamada de [que hay] un [bus de El] Chosicano fuera de ruta, en hora de la madrugada, con luces apagadas y con movimiento de dos sujetos dentro”, relató.

Para Fiscalía sí hubo una violación sexual

Finalmente, la magistrada cuestionó que pese a estos indicios el juez haya determinado que no se habría cometido el presunto delito de violación sexual. Puntualizó que la abogada de los acusados está respaldando con sus declaraciones la hipótesis de que posiblemente la víctima fue dopada.

“Ella [la policía] llega y encuentra a la chica. En primer lugar, uno de los detenidos no quiso que ella ingrese, en segundo lugar dijo ‘es mi enamorada’, cuando ella llama y dice vamos a ir a la comisaría, [uno de los acusados] reacciona y dice ‘recién la conozco’. Entonces, ¿qué más indicios podemos pedir de que ahí se había cometido una violación sexual?”, detalló.

“La abogada de los acusados está respaldando nuestra hipótesis al decir [que si la joven hubiese estado inconsciente solamente por tomar una jarra de cerveza y ser víctima de un acto contranatura, es imposible que no se hubiese despertado, al menos que hubiese sido dopada con algo más fuerte, ella [la joven] aparentemente tomó una jarra de cerveza, ya dentro del carro pudo haber sido dopada”, puntualizó.