miércoles, 16 de octubre de 2013

Piden al PJ que rechace pedido de semilibertad de implicado en caso Castillo Páez

Ideeleradio.- Los magistrados César Prado Prado, Miluska Cano López y Mirtha Bendezú Gómez, integrantes de la Sala Penal Nacional, deben rechazar el pedido de semilibertad que solicitó el coronel PNP (r) Juan Carlos Mejía León, principal responsable de la desaparición forzada del estudiante Ernesto Castillo Páez, demandó Cromwell Castillo, padre de la víctima.

“Nosotros sabemos que el caso de Mejía León para que le concedan la semilibertad está en manos de un nuevo tribunal, que no son los mismos que aprobaron este beneficio a los tres policías anteriores [Carlos de Paz Briones, Juan Aragón Guivobich y Manuel Arotuna Valdivia]. Entonces, nosotros hemos hecho un plantón para llamar la atención a estos nuevos magistrados para que sienta que la población está preocupada por este tipo de decisiones”, expresó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“En el Perú podemos llegar a la conclusión que no basta que haya una sentencia firme, que ha pasado por todos los niveles como el caso de Ernesto. La sentencia que dio la Sala Penal Nacional fue apelada y en el término de dos años [se resolvió] porque hubo problemas para que la confirmen precisamente para ratificar en el caso de Mejía León y, sin embargo, a pesar de eso tenemos esto ahora [del pedido de semilibertad]”, apuntó.

Según detalló Cromwell Castillo, el coronel PNP (r) Juan Carlos Mejía León fue quien dirigió el operativo en Villa El Salvador (VES), el 21 de octubre de 1990. Relató que en esa oportunidad otros tres jóvenes fueron detenidos y trasladados hasta la comisaría del distrito.

“Mejía León trató de sacar a los tres jóvenes, porque era jefe de un cuartel donde preparaba a los policías para acciones antisubversivas, pero los de la comisaría de Villa El Salvador se opusieron. Cuando le informan que habían detenido a otro muchacho, que era mi hijo, ordena por la radio que le envíen a la comisaría de San Juan de Miraflores y es ahí donde la jueza verifica que la hoja de registro de detenidos había sido arrancada, por lo que se aduce que Mejía León logró su objetivo. Lo saco de ahí, se lo llevó y no sabemos más. Él probablemente lo habrá asesinado y desaparecido”, opinó.

Asesinos serían miembros del grupo Rodrigo Franco

En otro momento, estimó que los asesinos de Ernesto Castillo Páez serían miembros del grupo Rodrigo Franco, al recordar el coche bomba que explotó frente a las instalaciones del Ministerio del Interior, por los años noventa.

“Nosotros sí recibimos la cooperación del ministro del Interior de ese momento, porque llevamos ante él a los testigos y los testigos ratificaron al ministro y el ministro pidió que todos los policías que había intervenido en el operativo desfilaran ante ellos para que sean reconocidos. Faltando un día para la fecha pusieron un coche bomba al Ministerio del Interior y eso no ha sido esclarecido y nadie se responsabilizó de eso”, mencionó.

“Cuando ocurre estos hechos uno siempre recibe unos mensajes, es probable que los policías que han detenido a Ernesto, pertenezcan posiblemente o probablemente al grupo Rodrigo Franco; recién entraba Fujimori”, recordó.

Hubo amenazas contra familia Páez

Cromwell Castillo indicó que durante la investigación también se registraron amenazas contra su familia, por lo que decidieron vivir fuera del país. Aseveró que, en su momento, este hecho se denunció ante Amnistía Internacional y otras organizaciones defensoras de derechos humanos.

“Mi hija que estudiaba en la misma universidad [PUCP] la tuvimos que sacar, porque llegaron algunas amenazas. Nosotros no nos explicamos, ¿amenazas por qué? Yo soy un profesional que tenía una pequeña empresa y estaba dedicado a eso y ¿por qué a mi hija? Entonces, por razones de seguridad y recomendaciones de Amnistía Internacional, dimos parte a todos los organismos defensores de derechos humanos y eso nos ha servido en gran parte para poder avanzar, avanzar entre comillas, porque él ya no está”, acotó.

Castillo Páez no era terrorista

Finalmente, rechazó que su hijo haya estado vinculado con alguna organización terrorista como Sendero Luminoso. Destacó, por el contrario, su pasión por la educación y el deporte.

“[¿Algunos se preguntan sobre la filiación, si era o no senderista?] Él tendría que ser mago. A parte de sus actividades en la universidad [PUCP], él era profesor de matemática de un instituto y aparte se dedicaba a estudiar idiomas y también el deporte, futbol y natación. Estas actividades las realizaba regularmente”, aclaró.