lunes, 14 de octubre de 2013

Opinan que aumento de penas no ayudará a luchar contra inseguridad ciudadana

Ideeleradio.- El aumento de penas no ayudará a solucionar el problema de la inseguridad ciudadana debido a que no existe un sistema penitenciario preparado para resocializar ni albergar físicamente a un conjunto muy grande de internos, sostuvo Jaris Mujica, investigador principal del Laboratorio de Criminología Social del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Católica (PUCP).

“El asunto que tiene que ver con la punición, el castigo y las penas, es un asunto que tiene que existir, sin duda, pero no es el único camino y de hecho no es el camino que en solitario que te va a sacar este problema. De hecho podría hasta agravarlo, es decir, aumentar penas, meter a más personas en prisión, sin un sistema penitenciario preparado para poder resocializar y albergar físicamente a un conjunto muy grande de delincuentes no va a solucionar el problema, por el contrario”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“¿Qué significa prevenir? Significa encontrar los indicadores que generan estas exclusiones y brechas y que permiten cierta delincuencia común y cotidiana, exclusión asociada, por ejemplo, la deserción escolar”, apuntó.

El delito menor es el principal problema

En otro momento, indicó que el principal problema de la delincuencia está asociado al delito menor y cotidiano. Señaló que la inseguridad ciudadana en nuestro país no es aún como la que se vive en los países centroamericanos.

“Tenemos un conjunto de delitos y un conjunto de faltas que se asocian no necesariamente al crimen organizado ni al desarrollo de la gran delincuencia, dicho sea de paso y en esta primera línea, aquello que está asociado de crimen organizado es porcentualmente menor, mucho menor a aquellos que está asociado a estos pequeños delitos. Nuestro principal problema porcentual es ese otro delito, el delito menor, tales el robo, el hurto, delitos sexuales”, subrayó.

”[El problema] es ese pequeño delito tan constante y tan permanente que genera tanta inseguridad, gran violencia y que genera enormes sensaciones, percepciones y realidades asociadas a la inseguridad, lo que tenemos que diferenciar es que nuestra situación como país, todavía no es como la de los países centroamericanos, donde el crimen organizado si tiene un peso porcentual muy grande”, expresó.

El sistema penitenciario no resocializa

Finalmente, aseveró que el sistema penitenciario peruano no resocializa por los niveles de violencia que existe en aquellas personas que pasan en prisión. Reveló que de acuerdo al informe del Organismo Supervisor de la Inversión en Telecomunicaciones (Osiptel) hay cerca de un millón y medio de móviles perdidos y robados al año.

“El cálculo formal de Osiptel es que hay 1.5 millones de teléfonos móviles que se pierden o que se roban cada año, calcula si metiésemos a la cárcel a cada uno de estos ladrones, el sistema penitenciario está preparado para albergar a 25 mil internos, hoy tiene 60 mil, no puede albergar más, explotaría”, puntualizó.
“Tenemos la certeza también que el sistema penitenciario no resocializa, parece más bien generar un espacio de crecimiento de la violencia de aquellas personas que pasan por prisión, entonces tenemos un problema”, acotó.