martes, 15 de octubre de 2013

ONG DAR: Estado debe ponerse los pantalones y proteger a pueblo Nahua

Ideeleradio.- El Estado debe ponerse los pantalones y destinar recursos humanos y financieros para proteger a los indígenas en aislamiento, como el pueblo Nahua que habita en la Reserva Territorial Kugapakori, Nahua, Nanti (RTKNN), demandó Pilar Camero, coordinadora del Programa de Gestión Socio-Ambiental e Inversiones de la ONG DAR (Derecho, Ambiente y Recursos Naturales).

Fue al comentar el editorial La rebelión de los nahuas del diario El Comercio, que señala, entre otros aspectos, que el 10 de octubre tanto la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) y la ONG DAR impidieron el ingreso de una delegación nahua a un desayuno de trabajo que habían organizado.

“Hay medidas de protección, esas medidas están ya tomadas y son un compromiso de parte del Estado desde un proyecto que lleva más allá de 10 años. Un tema crucial es que el Estado se ponga los pantalones y destine los recursos humanos, financieros, y demás, a través de la autoridad competente para que se dé las medidas de protección”, expresó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“El Estado se comprometió a un plan de protección que no ha implementado para esta reserva. Incluso construyeron puestos de control, los cuales necesitan estar activos para evitar el acceso. O sea la reserva territorial son las reservas en la cual el ingreso por parte de foráneos no debería darse si es que no se cumplen los permisos dados por el Viceministerio de Interculturalidad y los protocolos de salud. Los protocolos de ingreso aún no existen. El Estado no cumple con estas medidas de protección”, puntualizó.

Estado y pueblos en contacto inicial

La experta explicó que los pueblos que están en contacto inicial están a lo largo de estos años buscando tener un relacionamiento con el Estado, y que a pesar de sus demandas aún no han sido atendidos.

“Lo que ocurre es muy claro. El Estado no ha tenido una política de relacionamiento con los pueblos en contacto inicial adecuado y, además, carece de las medias de protección para los pueblos en aislamiento voluntario. La población nahua tiene un territorio no diferenciado, pero hay una parte que están en contacto inicial, que no se superpone con el área del Lote 88”, detalló.

Hubo una terrible confusión

La coordinadora del Programa de Gestión Socio-Ambiental e Inversiones de la ONG DAR rechazó, del mismo modo, que hayan impedido el ingreso a la delegación nahua que arribó a la ciudad de Lima. Sostuvo que hubo una terrible confusión por parte el diario El Comercio.

“Lamentamos profundamente lo puesto por El Comercio. Nos llama muchísimo la atención, porque somos una organización que siempre ha estado abierta a tener un trabajo no solo transparente, sino a tender puentes de diálogo”, mencionó.
“Nosotros tenemos un trabajo muy sostenido en la zona con las organizaciones indígenas como Comaru, Aidesep. Creo que todo esto ha sido una terrible confusión o no habido los canales de comunicación adecuados. Lo que podemos indicar que en el desayuno de trabajo no se ha impedido a nadie el ingreso. Todos los asistentes han podido ingresar y participar”, declaró.

Sísmica 2D, sísmica 3D y 18 pozos de perforación 

Por su parte, Vanessa Cueto, vicepresidenta de Derecho Ambiente y Recursos Naturales (DAR), indicó que con las actividades de exploración de Pluspetrol en la Reserva Territorial Kugapakori, Nahua, Nanti se realizarán estudios de sísmica 2D, sísmica 3D y 18 pozos de perforación. Añadió que son seis locaciones, cada una con dos pozos exploratorios y uno de reinyección.

Advirtió que en la Reserva Territorial existen de acuerdo al EIA presentado por Pluspetrol para la ampliación de actividades del Programa de Exploración y Desarrollo del Lote 88 más de 700 personas en contacto inicial que habitan en la reserva sin contar con los pueblos en aislamiento voluntario.

Asimismo, recordó que la reserva territorial fue creada para velar por los derechos de la población en contacto inicial y el otro la población en aislamiento, pero que ello no se cumple.

“[¿Cuántas personas serían afectadas?] De acuerdo al Estudio de Impacto Ambiental presentado en noviembre de 2012, son más de 700 personas las que estarían en contacto inicial, pero en aislamiento las cifras no son concluyentes, porque las personas en aislamiento son personas nómades. Ellos tienen una protección jurídicamente especial para el Estado”, finalizó.