martes, 15 de octubre de 2013

Juez ratifica que actuó conforme a ley y que MP no sustentó caso El Chosicano

Ideeleradio.- El Ministerio Público no denunció ni fundamentó un pedido de prisión preventiva por intento de violación o por agresión sexual en estado de inconsciencia en el caso de una joven de 19 años que habría sido ultrajada por un cobrador y un chofer de la empresa de transportes El Chosicano, sostuvo Omar Ahomed Chávez, titular de 55 Juzgado Penal de Lima.

Fue al ratificar que aplicó el nuevo Código Procesal Penal en su decisión de disponer la liberación y la comparecencia de Roberto Vidal Carrasco Alfaro (23) y a Cristian César Navarro Palomino (22), chofer y cobrador de El Chosicano, quienes son investigados por la Quinta Fiscalía Provincial Penal de Santa Anita.

“En este nuevo sistema que está en vigencia con el nuevo Código Procesal Penal, el juez solo se limita a decidir la prisión preventiva según lo que fundamente la Fiscalía y según las pruebas que se debatan en una audiencia pública. En el presente caso, la Fiscalía solo denunció violación tipo base, nunca denunció ni fundamentó el pedido de prisión preventiva por intento de violación ni mucho menos por violación en estado de inconsciencia”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Tomando estos elementos, el juez ya no tiene esta función inquisitiva, que tenía hace dos meses con el Código Procesal de 1940, en el cual bastaba la denuncia del fiscal y el juez de oficio ordenaba la prisión preventiva sin esperar ninguna fundamentación o un pedido fundamentado del fiscal. Actualmente con el actual Código Procesal Penal que regula este extremo de prisión preventiva, el juez no puede actuar de oficio ninguna prisión preventiva sin que previamente hayan fundamentos, pruebas y elementos graves que demuestren la supuesta comisión de delitos”, explicó.

Afirma que joven no sindicó a chofer y cobrador

En otro momento, indicó que la supuesta víctima no sindicó al chofer ni al cobrador de El Chosicano como los presuntos agresores. Refirió que el certificado médico arrojó que la mujer no presentaba signos de violencia.

“En el siguiente caso, las pruebas o los elementos de convicción que presentó la Fiscalía eran la manifestación de la agraviada, la manifestación de la policía, el certificado médico, pero nosotros cuando recién valoramos la investigación –tanto el reconocimiento como la manifestación– el tema es que la supuesta agraviada –y se indicó en la resolución con presencia del fiscal– nunca sindicó a los denunciados como los supuestos actores del acto sexual”, aseveró.

“Por otro lado, con respecto al certificado médico, [sobre el] que han dado muchas versiones, arroja un acto sexual, pero el delito es acto sexual con violencia y el certificado médico no arroja ningún tipo de violencia física contra la agraviada, porque puede darse el caso que hay actos sexuales consentidos y, en todo caso, lo que distingue la violación es el acto sexual con violencia y el certificado médico no arroja nada y eso se indicó en la resolución”, justificó.

Finalmente, el titular de 55 Juzgado Penal de Lima subrayó que la Fiscalía no fundamentó en ningún momento el estado de inconsciencia.

“Cuando se le explica a la agraviada con presencia de fiscal en su declaración que dio a nivel policial, ¿por qué figura aparentemente signos contra natura? Ella dice que sufre de problemas de estreñimiento y de salud. Y, por último, la denuncia como vuelvo a reiterar en ningún momento presentó examen toxicológico para poder supuestamente argumentar un tema de estado inconsciencia”, concluyó.