martes, 15 de octubre de 2013

IDL: Una consulta al pueblo Nahua carece de sentido porque ya rechazó a Pluspetrol

Ideeleradio.- No tiene sentido realizar una consulta previa al pueblo indígena Nahua que está cerca del Lote 88 de Pluspetrol, empresa que busca ampliar la explotación gasífera, porque con su aislamiento han expresando su voluntad de rechazo a las actividades extractivas, consideró Juan Carlos Ruiz, coordinador del Área de Litigio Constitucional del Instituto de Defensa Legal (IDL).

“[En el tema de la ampliación, ¿que pasó con el derecho de consulta?] En principio aquí no hay derecho a la consulta. Si inicias un proceso de consulta puede ser fatal, porque les podemos contagiar gripe y se pueden morir. Es un pueblo que tiene extremada vulnerabilidad. Aquí lo que se entiende es que los pueblos con su aislamiento están expresando su voluntad y es que no quieren estas actividades”, expresó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Lo que hay que hacer es respetar esa voluntad de no contacto, la cual constituye un ejercicio del derecho a la autodeterminación. Ellos ya han expresado su voluntad, su decisión, de rechazo a estas actividades con su aislamiento, lo cual no es caprichoso. Mucho de ello tiene que ver con experiencias pasadas. La explotación del caucho fue fatal para ellos. Entonces acá no tiene sentido el proceso de consulta porque ellos ya han expresado su voluntad”, afirmó.

Estado no está cumpliendo la ley

Ruiz Molleda señaló que el Estado no está cumpliendo con lo que la Ley de Pueblos en Aislamiento establece en términos de medidas de protección para pueblos en aislamiento, al comentar la próxima audiencia de Aidesep, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) y la ONG DAR ante la CIDH en la ciudad de Washington D.C. La fecha programada será el 1 de noviembre del 2013.
“Luego de la resolución de las Naciones Unidas donde le pide al Estado que suspenda [la actividad de exploración], Aidesep le pide al Ministerio de Cultura [que diga], mediante un pedido de información, si se están cumpliendo las medidas de protección que contempla la ley y el reglamento de pueblos en aislamiento, [pero] no las responden”, manifestó.

“Aidesep insiste, ¿y sabes lo que le entrega el Ministerio de Cultura de la gestión pasada? Dos informes de observaciones al EIA de ampliación con lo cual queda claro que el Estado no está cumpliendo lo que la ley y, sobre todo, su reglamento establece en términos de medidas de protección. Es decir, el Estado intenta permitir la explotación en estos territorios cuando ni siquiera ha cumplido lo mínimo que la ley y el reglamento establece como medidas de protección. Eso pone en evidencia de qué estamos hablando”, refirió.

La vida y la salud limitan actividades extractivas

Indicó que si bien el petróleo es un recurso importante para mover la economía del país, el derecho a la vida y la salud son el límite a las actividades de explotación de hidrocarburos. Por ello, remarcó que los derechos humanos no depende de mayorías o minorías.

Recordó que del 84 al 90, la mitad de los nahuas murieron como consecuencia de enfermedades introducidas por madereros informales e ilegales, tras las exploraciones realizadas por el consorcio Shell. Mencionó que no es un exceso de recelo de las poblaciones indígenas, sino que ya hay un precedente.

“La propia Pluspetrol en sus informes 2010, 2011, reconoce avistamiento y contacto. Ellos mismos han reconocido que existen pueblos en aislamiento. El Viceministerio de Interculturalidad tiene un informe y, que dio la renuncia de Paulo Vilca, donde reconoce los efectos desbastadores”, concluyó.