jueves, 3 de octubre de 2013

Gustavo Guerra: No hay que satanizar las fotopapeletas

Ideeleradio.- No hay que satanizar las fotopapeletas , solo hay que corregir las fallas y si hay sanciones mal puestas se deben anular, afirmó Gustavo Guerra García, presidente de Protransporte.

“No hay que satanizar el instrumento, hay que corregir las fallas que puedan haber, obviamente si hay sanciones mal puestas, hay que anularlas y el municipio ya se comprometió a revisarlas el 2013 frente al Congreso. Creo que en ningún caso hay que satanizar el instrumento de la fotopapeleta o el mecanismos de control de velocidad porque si no vamos a tener de nuevo la ciudad desguarnecida y 50 mil accidentes al año se dan en Lima como consecuencia de que en realidad lo que nunca ha habido es control de velocidad”, aseveró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Creo que puede haber mala práctica policial, de hecho hay mucho más una mala práctica policial cuando no se usan instrumentos objetivos. Las únicas sanciones que tienen una prueba en el Perú son las que se dan con la fotopapeleta”, señaló.

El presidente de Protransporte, sostuvo que los casos donde se puso una sanción que no correspondía son una minoría y refirió que diversos informes señalan que la ciudad de Lima está desguarnecida en materia de protección de accidentes de tránsito.

“Somos los campeones mundiales de los peatones atropellados porque los conductores en Lima son completamente imprudentes, nos encanta ir a todo cuete por la ciudad, aún en vías locales, no les importa si hay un colegido cerca, y en Lima todos los expertos no hay control de velocidad en ninguna parte”, precisó.

“Es cierto que puede haber algún caso puntual de algún lugar en donde un municipio distrital puso una señal de velocidad por debajo de los 40 km por hora donde no correspondía. Eso es cierto, pueden haber casos puntuales, pero esos son una minoría”, argumentó.

El presidente de Protransporte señaló que si bien el Ministerio de Transporte subió las sanciones a los infractores, no hubo mecanismos de control necesarios y no se bajó la accidentalidad.

 “ El 2012 es el primer año en que se registra una reducción de los accidentes fatales por exceso de velocidad a través de dichos instrumentos. Es lo mismo que ocurrió en el Callao, los primeros años del funcionamiento del Callao los accidentes bajan en 38%, como consecuencia de estos controles electrónicos”, afirmó.