miércoles, 7 de agosto de 2013

Percy Medina: Congreso no debe ser tratado como “piñata” porque puede alimentar la idea de que hay que cerrarlo

Ideeleradio.- El Congreso de la República no debe ser tratado como una “piñata” porque puede alimentar la idea de que hay que cerrarlo, afirmó Percy Medina, jefe de la Misión en el Perú de IDEA Internacional, tras cuestionar cómo los parlamentarios se disputan las comisiones de trabajo por un afán de éxito mediático.

“Hay mucho cálculo ni siquiera político, sino de cálculo de qué oportunidades tengo aquí, que oportunidades tengo fuera. No son las perspectivas políticas que vamos a defender y cuántas comisiones va a tener esta bancada, no en términos de dinero o corruptela, sino en términos de figuración, de ubicación. Entonces, realmente esto demuestra la crisis del Congreso. Creo que hay que señalarlo: para que el Congreso no siga siendo la piñata, porque a mí me molesta mucho cuando se toma al Congreso como piñata, porque es una institución fundamental. Lo digo para preocuparnos porque eso se pueda modificar para bien” expresó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Detrás hay una agenda más de largo plazo que es fortalecer partidos, la relación del Congreso con la población, hacer que el Congreso escuche mejor a los ciudadanos para que pueda tramitar su demanda, eso está detrás. No hay que tomar al Congreso como piñata porque puede terminar después alimentándose la idea de que hay que cerrarlo y arrepintiéndonos todos después [de impulsar] esa tendencia. Al contrario hay que defenderlo y decir tiene muchas cosas positivas y cosas por mejorar”, anotó.

En ese sentido, explicó que detrás de las crisis del Poder Legislativo está la crisis de los partidos en la medida que se debilita la política como tal, porque conlleva a que no haya objetivos políticos detrás de las bancadas y más bien se generen espacios de “lucimiento” de los propios legisladores.

“Ese cálculo [de los congresistas] tiene más que ver con el éxito mediático y no con la posibilidad de sacar reformas. Eso es terriblemente y nocivo para el Congreso porque no ayuda a procesos de largo plazo. Un presidente [de una comisión] tiene un horizonte muy corto, en un año lo que puede hacer es muy poquito. En cambio, si hubiera una lógica más de la bancada asumiendo que tienen una comisión a lo largo de los cinco años, entonces la productividad del Congreso sería mayor”, comentó.

Las bancadas son muy frágiles

Medina Masías consideró, asimismo, que los congresistas buscan presidir la Comisión de Fiscalización del Congreso porque ello da cierto protagonismo de visibilidad mediática y es la que “saca los trapitos al aire”. Fue al comentar el caso de los parlamentarios que han cambiado de bancadas.

“[¿Cómo ve el tema del transfuguismo?] Nuevamente esto es el reflejo de la debilidad de los partidos porque si tuviéramos cuatro o cinco partidos sólidos que tienen cuatro o cinco bancadas en el Congreso que representan la lógica de esos partidos la historia sería distinto. Lo que tenemos en realidad son 14 partidos más un montón de independientes formados o que llegan a través de alianzas, pero que a su vez esas alianzas no son sólidas son alianzas electorales”, cuestionó.

“Las bancadas son muy frágiles y como la política se ha adelgazado de esta manera las motivaciones para salir o cambiar de una bancada no tiene que ver con diferencias políticas tienen que ver con oportunidades de un cargo, oportunidades de negociar una comisión y eso es malo para el funcionamiento del Congreso”, añadió.


Rechaza que Cayo Galindo asuma la Oficialía Mayor del Congreso

Finalmente, rechazó que Cayo Galindo, expostulante al Tribunal Constitucional por el Partido Nacionalista Peruano, asuma la dirección de la Oficialía Mayor del Congreso, por falta de experiencia para el cargo.
 
“[Cayo Galindo como no puede ser miembro del TC sería el nuevo oficial mayor, pero del TC a la Oficial Mayor hay una distancia, ¿otra expresión más?] Si pues, esa es una más. Por un lado lleva a preguntarse cuáles son las calificaciones profesionales de este señor que le permiten ser magistrado del Tribunal, lo cual requiere una especialización constitucional importante y al mismo tiempo podría ser el gerente general del Congreso que es la Oficialía mayor y también si es que tenemos o no en el Congreso gente especializada a cargo del manejo del Congreso porque es un cargo muy delicado que supone no solamente conocimiento parlamentario sino conocimiento de administración y gerencia”, concluyó.