viernes, 23 de agosto de 2013

Lourdes Flores descarta que Humala sea autor mediato en caso Obregón

Ideeleradio.- No me parece justo que a raíz de las investigaciones iniciadas a la excongresista Nancy Obregón se diga que el presidente de la República, Ollanta Humala, es autor mediato del delito de narcotráfico o que se afirme que el Gobierno es una infiltración de esta actividad ilícita, sostuvo la lideresa Lourdes Flores Nano.

“Yo marco ahí una distancia, no me parece justo que se diga tampoco que este Gobierno es una infiltración del narcotráfico [o que el presidente es autor mediato de los delitos que se le puedan imputar a Nancy Obregón], no lo creo de ninguna manera”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“De ninguna manera [se debe sostener que la presencia de Nancy Obregón y Elsa Malpartida en el Congreso por el Partido Nacionalista denotan que el presidente haya estado vinculado al narcotráfico]. Eso lo que denota es que hubo un primer momento de proclividad hacia el mundo cocalero y por tanto de proclividad también hacia el mensaje que había que proteger a estos productores porque no estaban vinculados en su producción al narcotráfico”, precisó.


Nacionalismo no se involucrará con cocaleros el 2016
En ese sentido, subrayó que no se puede afirmar que la administración de Ollanta Humala tiene una proclividad hacia el narcotráfico ni hacia la condescendencia con esta actividad ilícita. Explicó, del mismo modo, que el acercamiento inicial a los cocaleros fue de protección  a los productores y descartó que en el 2016, el nacionalismo vuelva a involucrarse con el movimiento cocalero.

“Políticamente hubo un primer momento en que hubo una proclividad, tan es así que los hicieron parte del proyecto político y creo que esa distancia se ha marcado y no vería al nacionalismo, en el 2016, metido en un proyecto que los volviera a involucrar. Creo que eso no se va a producir porque su línea de acción ha sido diferente”, subrayó.


La línea del gobierno se ve en Devida
Finalmente, recordó que los cambios hechos en la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida Sin Drogas (Devida) marcan con toda claridad  la línea del Gobierno en relación a la erradicación de la coca y a las actividades que en un futuro se han anunciado en el Vraem.

“Pero qué duda cabe que el temor [a la presencia del narcotráfico en la política] es brutalmente impactante en el Perú, importantísimo y peligrosísimo, acá se ha enfrentado el tema de la señora Obregón y de la relación del Gobierno con los cocaleros, a partir de un hecho cierto. La primera propuesta gubernativa era una propuesta de acercamiento al mundo cocolero con un actitud más bien condescendiente, incluso que se materializó  cuando se nombró a Ricardo Soberón como presidente de Devida, gracias a Dios en eso hubo un cambio”, detalló.

“Tengo la impresión que a partir del momento que hubo un cambio de Devida y se nombró a Carmen Masías, como presidenta de Devida, y se afirmó con toda claridad  la línea que en el Gobierno se iba a erradicar la coca y que se iba a enfrentar, esa línea de acción ha sido cambiada sustancialmente. Yo no me atrevería a decir de ninguna manera que este Gobierno tiene una proclividad hacia el narcotráfico ni hacia la condescendencia”, expresó.