martes, 20 de agosto de 2013

Gana Perú: Apra muestra soberbia al querer poner a sus técnicos en el Gobierno

Ideeleradio.- La Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad (ONDS) de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) no puede intervenir en el caso Pucalá porque eso implicaría entorpecer un mandato judicial, afirmó el alto comisionado Vladimiro Huaroc, tras advertir que hay una situación peligrosa generada por una radicalización de las posiciones y una actuación casi delincuencial.

Fue al comentar las declaraciones del presidente Ollanta Humala, quien señaló que se ha dispuesto el refuerzo de la seguridad en la empresa azucarera Pucalá, cuya administración está en disputa judicial.

“[¿Van a buscar establecer un mecanismo de diálogo?] Nos gustaría a nosotros encontrar ese camino, nos gustaría y, sin duda, siempre estamos dispuestos a poder facilitar ese espacio. Sin embargo, ahí hay una situación peligrosa en el sentido que se han endurecido las posiciones. El endurecimiento de esas posiciones está llevando a las confrontaciones que estamos viendo en la cual se actúa de una manera casi delincuencial, por un lado, para defenderla y, por otro, para recuperar la propiedad. Este escenario es sumamente delicado”, expresó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Entonces, creemos que en este momento es imposible encontrar este mecanismo [de diálogo]. Sin embargo, uno no puede prever lo que puede ocurrir mañana o pasado cuando las tensiones puedan disminuir y podamos encontrar un camino. Todos conocemos, la prensa lo conoce muy bien, de que hay un endurecimiento, una radicalización. Uno ve en los discursos las decisiones de morir frente a cualquier decisión que se dé. Por otro lado, no queremos entorpecer la autoridad judicial. Entonces, creo que ese es un escenario en el cual muy poco podemos hacer por lo menos por el momento”, refirió.

Tenemos que respetar la decisión judicial

En ese sentido, señaló que la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad (ONDS) de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) respetará el mandato del Poder Judicial e invocó a ambas partes a mostrar algún interés por el diálogo para solucionar el conflicto social.

“[El presidente anunció que movilizarán policías en Pucalá, ¿esa será la vía?] El conflicto de Pucalá es un conflicto que está judicializado. Está en manos del Poder Judicial, hay una orden. Este es un proceso que tiene mucho tiempo. Sabemos todos por la información que hay dos sectores, un sector que no acata la orden judicial y, otro que se ampara en él y quiere que se ejecute esta situación”, opinó.

“En este tipo de conflictos, como es normal, nosotros no intervenimos porque es un poder del Estado el que ha determinado una decisión y creo que todos tenemos que respetarla, pero dada la magnitud del conflicto y del problema, que es un problema en cual para ejecutar la orden se requiere una movilización muy grande de la autoridad policial, esa situación se ha ido postergando por los graves riesgos que puede significar esto”, acotó.