lunes, 19 de agosto de 2013

Basombrío: El Apra y el fujimorismo no están interesados en un verdadero diálogo

Ideeleradio.- El Apra y el fujimorismo no están interesados verdaderamente en dialogar con el Gobierno, pero un cambio en el Consejo de Ministros los obligaría a sentarse a dialogar, sostuvo el analista político Carlos Basombrío, tras considerar que el Poder Ejecutivo debería contar con nuevos interlocutores.

Fue al comentar el pedido del Apra y el fujimorismo, quienes condicionaron su participación en un acuerdo político con el Gobierno, si es que se cambia al presidente del Consejo de Ministros, Juan Jiménez Mayor.

“Tengo la impresión de que el Apra y el fujimorismo no están interesados en tener un diálogo como el que yo menciono, pero si se lograse tener una gabinete con mayor relevancia política se les obligaría a sentarse a la mesa, aún cuando no quieran y, obviamente, que el diálogo no tiene que ser con el Apra y el fujimorismo, tiene que ser con los demás partidos representados en el Congreso y, también, con los sectores sociales y representativos que no están representados políticamente”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Yo soy de los que piensan que el Gabinete está bastante desgastado, como para ser un interlocutor sólido en este diálogo y sería conveniente tener un gabinete nuevo en doble sentido, con nuevos rostros, pero también con gente con un poco mas de peso político, para que puedan ser interlocutores hacia el país y hace los sectores de oposición”, anotó.

Se ha perdido la confianza en Humala

En otro momento, señaló que el constante descenso del presidente de la República, Ollanta Humala, en las encuestas se debe a la pérdida de la confianza a su gestión. Indicó que el sondeo de Ipsos revela que el jefe de Estado no pudo capitalizar el éxito de la “operación Camaleón” que dio con la caída de los senderistas ‘Alipio’ y ‘Gabriel’.

“Me ha llamado la atención que pese a la captura de los terroristas ‘Alipio’ y ‘Gabriel’ no haya subido nada en las encuestas, sobre todo es un hito en las encuestas al ser un hecho importante, más bien a continuado la bajada y confirma que el presidente de la República ha entrado ya en una etapa en la que la gente ha perdido confianza en él”, explicó.

“La gente valora la detención de estos dos personajes, pero ya no hay una confianza política que sea parte de un liderazgo presidencial, sino que se le atribuye solamente a un éxito de una acción policial militar, no hay una relación con la política como podría verlo en otras circunstancias y eso es peligroso, en un contexto en el cual, la economía se desacelera y donde los conflictos sociales se incrementan de manera significativa”, acotó.
Según una encuesta realizada por Ipsos-Perú, relevado el fin de semana último, la aprobación del presidente Ollanta Humala cayó en agosto cuatro puntos porcentuales respecto a julio, y se ubicó en 29%.