miércoles, 14 de agosto de 2013

Arbizu: Mil millones de soles deben al Estado condenados por corrupción de los noventa

Ideeleradio.- Los sentenciados por corrupción de la década de los noventa le deben aproximadamente mil millones de nuevos soles al Estado por reparación civil, sostuvo el procurador anticorrupción, Julio Arbizu, tras considerar que hay una cantidad importante de sentenciados por corrupción que le hacen perro muerto al Estado en el pago de su reparación civil.

“[¿En cuánto se calcula el monto no pagado por reparaciones?] Se calcula que son aproximados de mil millones de nuevos de los corruptos que están vinculados en los periodos de los noventa. Estamos hablando de condenas, no puedo hacer el cálculo respecto a procesos en giro porque ahí no hay una posición de reparación civil, la reparación civil se impone una vez que el sujeto ha sido condenado o en caso que no sea condenado, cuando hay los elementos suficientes para imponer una reparación civil aun cuando haya alguien que haya aludido la condena, eso puede pasar en el marco del Nuevo Código Penal”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

El procurador señaló que hay una cantidad importante de condenados por delitos de corrupción que le hacen permanentemente “perro muerto” al Estado Peruano. Dijo que hay una renuencia permanente de estas personas que le han robado al país de realizar los pagos.

“Hay una cantidad importante de condenados por delitos de corrupción, no solamente Alberto Fujimori, que le hacen permanente perro muerto al Estado. Nosotros hemos y seguimos trabajando en la búsqueda de bienes o pensiones o remuneraciones o lo que fuese y estas personas tendrían que reparar y responderle al Estado por el delito que han cometido, pero es verdad que hay una renuencia permanente de estas personas que da cuenta de su catadura, finalmente son gente condenada por delitos de corrupción, son personas que le han robado al país”, estimó.

Monto podría aumentar 

En ese sentido, advirtió que este exorbitante monto podría aumentar cuando terminen los procesos judiciales pendientes contra otros acusados por delito de corrupción.

“Es verdad la cifra que se le debe al Estado es un monto enorme y es un monto que no va a ser muy fácilmente variable, es decir, eso aumenta en la medida que se producen nuevas condenas y nuevas imposiciones de reparaciones civiles y disminuye en medida que van pagando, pero como no pagan como deberían, entonces no baja mucho”, aseveró.