viernes, 2 de agosto de 2013

Arana: Apra y fujimorismo buscan mantener asustado a Humala para obligarlo a negociar

Ideeleradio.- El Apra y el fujimorismo intentarán mantener al presidente Ollanta Humala asustado como un ratón en la esquina de una casa para que en el último año de su gobierno esté obligado a negociar políticamente y ver a quién le deja la posta de la presidencia, estimó Marco Arana, líder de Tierra y Libertad.

 “No me extrañaría que en algún momento el fujimorismo o Alan García con un presidente tan debilitado el último año de gobierno le quieran decir, oye negociemos a quién le dejas la posta. No la puedes dejar a Nadine, veamos qué tipo de acuerdos políticos mantenemos, la estabilidad del modelo económico y negociemos una salida decente. Yo creo que están jugando a eso […]”, argumentó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Mi impresión es que lo que van a intentar hacer es tenerlo siempre en la esquina de la casa como el ratón asustado [para que Ollanta diga] ¿Dónde corro? ¿A dónde voy? Y lo van a jaquear, lo van a tener ahí hasta el final haciendo concesiones”, señaló. El líder del movimiento Tierra y Libertad consideró que Ollanta Humala lo que ha hecho es aislarse de todos los sectores y pensar que el Gobierno es el arte de mandar en un cuartel o en una casa. “En realidad tenía que haber sido el arte de llegar acuerdos mínimos, incluso con sectores que podrían ser opositores [como el Apra y el Fujimorismo]. Eso no ha ocurrido”, expresó.

Ollanta gobierna por donde va la ola

Al respecto, sostuvo que la presión mediática contra el presidente Ollanta Humala, de parte del fujimorismo, el Apra y los poderes económicos, hace que el jefe de Estado gobierne de forma pragmática, intentando colocarse por dónde va la ola.

“Lo que creo es que sus adversarios políticos [buscan arrinconarlo], en este caso el fujimorismo y el aprismo y los poderes económicos que le están colocando las condiciones y la gran presión mediática que sufre; en realidad lo que hace [Ollanta] es absolutamente pragmático intentando colocarse por dónde va la ola y sostenerse en el gobierno. En ese sentido, no creo que tenga mayor efecto, puede ser un elemento desestabilizador de campaña lo que está intentando hacer el fujimorismo y el aprismo”, comentó.

Ollanta no fue ni Chavista ni Velasquista

Finalmente, indicó que el presidente Ollanta Humala no fue ni Chavista ni Velasquista, al recordar la estrategia política que éste utilizó en las elecciones generales de 2006.

“Las acusaciones de que él era Chavista eran porque en la campaña del 2006 tiene un discurso prestado, articulado, a lo que él consideraba que en América Latina podía ser su mejor soporte internacional. ¿Pero Chavista? ¿Qué tiene de chavista Ollanta Humala? Ollanta Humala ni siquiera es velasquista. Entonces es esta falta de definición. Él no era ni uno ni lo otro”, recordó.

 “Era la pose del momento porque sabía que eso podía darle un rédito y por el contrario el ataque que le produjo la campaña le mostró enemigos muy furiosos, poderosos y se alejó de su propuesta como le ha pasado ahora. Es decir, entra al gobierno y ofrece hacer algunos cambios, luego los atenúa y ahora ni siquiera los cambios atenuados son los que está siguiendo”, declaró.