miércoles, 10 de julio de 2013

Vargas Valdivia: Isla dice que hubo consenso, pero esto fue para repartija de cargos

Ideeleradio.- El presidente del Congreso, Víctor Isla, dice que hubo consenso en la elaboración de la lista de candidatos al Tribunal Constitucional (TC), la Defensoría del Pueblo y el Banco Central de Reserva (BCR), pero ese acuerdo fue en realidad para la “repartija de cargos”, afirmó el exprocurador Luis Vargas Valdivia.
 
“Conforme dijo el presidente del Congreso de la República, Víctor Isla, aquí hubo consenso, consenso para repartirse los cargos del Tribunal Constitucional (TC), Defensoría del Pueblo y del Banco Central de Reversa (BCR) entre los diversos partidos políticos que tienen alguna representación en el Congreso, pero eso lo que demuestra es la falta de institucionalidad que hay en el país, pero sobre todo la falta de un clase política sería medianamente responsable, preocupada en el país”, subrayó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.
 
“Todo este tema lo que trae como consecuencia y eso demuestra una vez más, la grave miopía de estas personas que están ocupando estos cargos en el Congreso, es de desprestigio no solo para el TC sino que sobre todo para el Congreso, porque la sensación que tiene la gente en general es que acá ha habido una repartija”, estimó.
 
Indicó que el desprestigio de estas instituciones radicará en que la ciudadanía sentirá que el proceso de elección es “más de lo mismo”, y que los legisladores no han puesto los principios por encima de todo lo demás.
 

TC ha tenido un declive evidente

Finalmente, puntualizó que en los dos últimos periodos, el TC ha entrado en un declive evidente por la calidad de sus integrantes. Indicó que los magistrados al Tribunal Constitucional deben garantizar la defensa de la Constitución y el Estado de Derecho en el país.
 
“El TC en los dos últimos periodos ha entrado en un evidente declive, sobre todo, en la calidad de sus resoluciones, que se refleja en la calidad de sus integrantes, y esta es una institución fundamental que en su momento supo defender la institucionalidad del país y ahora, pues, no sabemos finalmente si va a cumplir o no con esta función”, opinó.
 
“Un magistrado que llega al Tribunal Constitucional debe tener un compromiso serio, sobre todo con la defensa de la constitucionalidad y quien defiende actos que han atentado contra la constitucionalidad justifica un golpe de Estado, justifica un Gobierno dictatorial, entonces no tiene los pergaminos suficientes para afrontar este cargo”, concluyó.