miércoles, 17 de julio de 2013

Tuesta: Congreso abona a su desprestigio con elección del TC y Defensoría

Ideeleradio.- El Congreso de la República abona a su propio desprestigio con la elección de los nuevos integrantes del Tribunal Constitucional (TC) y de la Defensoría del Pueblo, aseveró el analista Fernando Tuesta, al comentar el audio que confirma que se negociaron los cargos para dichos nombramientos.

“[¿Esto le va a pasar la factura al Congreso en términos de la opinión pública?] Mira, todo lo que está asociado a los partidos no es bien visto y si encima es de manera tan cuestionada, esto se incrementa. Lo raro sería que no exista un resultado de una encuesta en donde el Congreso sea, pues, cuestionado duramente y su aprobación que ya es muy baja, la más baja de América Latina no disminuya. Parece que ya no tiene hasta donde disminuir más, parece que los congresistas sintieran que ‘una raya más al tigre’ ya no les hace [daño] “, argumentó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Un Tribunal Constitucional, una Defensoría del Pueblo donde los titulares son cuestionados desde el momento que son elegidos, crea en la institución un serio problema de legitimidad y, además, el propio Congreso abona a su propio desprestigio. Eso es un sinsentido aparente, pero, lamentablemente, es una consecuencia también de la calidad del Congreso […]”, manifestó.

Congreso puede dar marcha atrás

El analista consideró, del mismo modo, que el Congreso de la República tiene la oportunidad de dar marcha atrás o en todo caso elegir de manera responsable a los miembros del Banco Central de Reserva (BCR) y dejar de lado la elección de los miembros del Tribunal Constitucional y al defensor del Pueblo.

“Se busca que la terna que se produzca sea, efectivamente, consensuada en el mejor sentido del término. Llevada al consenso para elegir a lo mejor, y que es lo que merecemos como país”, agregó.

Indicó que ya este proceso dejó de ser una suerte de concurso de aplicación de los mejores candidatos. Subrayó que el método en que se eligen a los candidatos ha resultado siendo un maltrato para los buenos profesionales.

“Nadie quiere exponerse para que lo ‘baloteen’ y que ganen candidatos con menos pergaminos. El otro argumento que se esgrime es que no deben ser necesariamente constitucionalistas, es cierto, mejor si lo son, pero en el caso del Tribunal trabaja sobre temas transversales. Alguien me puede decir si los elegidos son acaso juristas o profesionales de altos calificaciones en los diversos temas. No lo son y por donde lo mires esta es una elección que ocasiona un serio problema a las instituciones porque de origen están cuestionando su elección”, apuntó.