miércoles, 17 de julio de 2013

Ronald Gamarra: Audio revela la miseria congresal y el doble discurso parlamentario

Ideeleradio.- El audio que registra una repartija en la elección de candidatos al Tribunal Constitucional (TC), al Banco Central de Reserva (BCR) y a la Defensoría del Pueblo demuestra la miseria congresal en su máximo esplendor y el doble discurso de algunos parlamentarios, como Víctor Andrés García Belaunde, opinó el exprocurador Ronald Gamarra.

“Si algo que se puede decir es que todo esto es vergüenza, creo que hemos visto la miseria congresal en su máximo esplendor. Claro, los acuerdos políticos se dan todos los días y son necesarios, pero con una finalidad, como la de fortalecer la institucionalidad democrática, eso es correcto, pero eso está fuera de la discusión del Congreso en los últimos tiempos, y particularmente de las conversaciones que se evidencian en el audio”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Es absolutamente vergonzoso. [...] Víctor Andrés García Belaunde es el ejemplo más claro [de un congresista que tiene un doble discurso]. Todos los que intervienen en esta repartija tienen su cuota de responsabilidad, ellos en tanto congresistas y también las bancadas a las cuales representan, porque ninguno de los que está allí está a espaldas de su representación partidaria. Aquí hay una responsabilidad compartida”, apuntó.

Candidaturas medianas, chatas y pobres

Indicó, del mismo modo, que tras conocerse el contenido del audio, existe una responsabilidad compartida por parte de las bancadas de los congresistas de Gana Perú, Perú Posible, Alianza Por el Gran Cambio, Fuerza Popular y Acción Popular–Frente Amplio que participan de esa conversación. Anotó que temas como el de la eleción de autoridades en el Congreso no pueden verse de manera reservada.

“Ahora, que antes ha habido cuotas, claro, pero si uno se fija los cuestionamientos, no explicitaban unas candidaturas tan medianas, tan chatas, tan pobres, en los candidatos, por favor. Aquí hay dos temas fundamentales, el de la idoneidad académica jurídica que se necesita, y otra el récord democrático y de defensa de los derechos humanos. Y algunos no pasan ninguno de los estándares”, apuntó.

“En general, salvo temas que afecten la seguridad nacional y por tiempo prudente, ninguna discusión, sesión, debate del Congreso o de alguna de sus comisiones debe ser reservada, ¿Por qué? ¿Por qué [hacer sesiones reservadas] si ellos son funcionarios públicos, lo que debaten son temas de interés nacional?”, señaló.