martes, 23 de julio de 2013

Panfichi: No es cercano, pero se está armando el cuadro para una crisis tipo Lucio Gutiérrez en Perú

Ideeleradio.- No veo cercano que se configure un escenario de crisis política como la del expresidente de Ecuador, Lucio Gutiérrez, en el Perú, pero las fichas y el cuadro se está armando, afirmó el analista Aldo Panfichi, tras considerar que el gobierno de Ollanta Humala continuará hasta fin de año aplicando medidas de corto plazo.

“[¿Cómo ves el hecho de que hay quienes dicen que habrá una reacción autoritaria de Humala o que más bien le puede pasar lo de Lucio Gutiérrez?] Cuando abrigo una posibilidad de una crisis política del tipo Gutiérrez, que no la veo cercana, tendría que haber un encadenamiento de los conflictos ambiental, regional, local, laboral y el político ético para configurar una agenda que una a todos, y actores que se movilicen en distinta dimensión y escala contra el Gobierno y genere una crisis política de gran impacto, pero las fichas se están configurando, el cuadro se está armando, todavía no está armado,”, indicó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Creo que los escenarios que presentan [los analistas] son escenarios que no los veo tan cercanos, aunque en el Perú la política se puede acelerar. Me parece que todavía no hay una configuración que nos muestre este escenario, ya sea el escenario de una salida autoritaria como el escenario de una movilización que tumbe a un gobierno”, agregó.

Salida de Ollanta sería tener a empresarios como garantes | Inicio

El analista dijo, además, que hay un factor importante vinculado al sector privado nacional, que es el que de alguna manera orienta la política económica y que logra imponerse. En ese sentido, consideró que la alternativa del mandatario sería consolidar su relación con el sector privado.
“Yo creo que la alternativa de Ollanta es consolidar esa relación con el sector privado, buscando que el sector privado sea el garante, con lo cual se confirmaría simplemente la misma opción que tuvo Alan García, y la misma opción que tuvo hasta Alberto Fujimori. Entonces, una “salida” que podría tener es más bien consolidarse como un gobierno que tiene el apoyo de las Fuerzas Armadas y que cuenta con una alianza más establecida y explicita con el sector privado. El problema es que sería prisionero del sector privado nacional, el sector políticamente y religiosamente motivado “, precisó.
El sociólogo consideró que el empresariado es un sector que se muestra “calladito” y estimó que por eso no se sabe si le lanzarán “el salvavidas” al mandatario Ollanta Humala. Argumentó que la vocación de este bloque es el negocio y estar con quien le garantice las mejores condiciones.
“[¿Le puede también no lanzar salvavidas?] Claro, pero su vocación es el negocio y quien asegure las condiciones […]”, indicó.

Es un gobierno confundido y cortoplacista 

Panfichi Huamán refirió, además, que en el 2011 había muchas expectativas respecto al triunfo de Ollanta Humala, quien obtuvo una victoria por el voto antifujimorista. Al respecto, consideró que será muy difícil y casi imposible recuperar la ilusión y las expectativas respecto a algunos cambios que se podrían implementar en este gobierno.

“Yo creo que esto ya no queda claro, lamentablemente en el segundo año, esto no va a suceder [los cambios]. En el mejor de los casos, vamos a terminar como estamos, con un gobierno aislado, asediado, confundido y tratando de tomar mediadas de corto plazo para salir de los momentos difíciles que vive y vivirá, pero ya siento que queda claro que no vamos a tener –no estoy hablando de la Gran Transformación– estoy hablando de cambios significativos en la política peruana, y eso da pena, porque generó expectativas y creo que la desilusión en regímenes elegidos democráticamente debilita la ilusión democrática”, precisó.

Finalmente, dijo que es probable que los partidos nacionales no presenten listas de cara a las próximas elecciones para no antagonizar, y anunció el surgimiento de líderes locales y regionales.

“Lo más probable que los partidos nacionalistas no presenten listas para no antagonizar y surgirán líderes regionales y locales que serán los nuevos interlocutores a ese nivel”, concluyó.