martes, 2 de julio de 2013

Montoya: Rosario Fernández, Pastor y García Toma podrían ser inhabilitados por caso narcoindultos

Ideeleradio.- Los exministros Rosario Fernández, Aurelio Pastor y Víctor García Toma podrían ser inhabilitados hasta por 10 años para ejercer un cargo público, si se determina que cometieron una infracción a la Constitución por asumir una política de conmutaciones o indultos masivos a gran escala, que según la Carta Magna y los tratados internacionales son beneficios de carácter excepcional, opinó Iván Montoya, exintegrante de la Procuraduría Ad Hoc.
 
“Creo que hay razones suficientes para indagar la posibilidad de infracciones a la Constitución [¿Qué significará eso para los exministros?] Responsabilidad política por infracción a la Constitución, eso se traduce en la posibilidad de una inhabilitación para cargo público. Sí, que puede llegar hasta 10 años, puede ser menos, dependiendo del tipo de infracción a la Constitución”, indicó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.
 
“[¿Eso podría aplicarse a todos los ministros de Justicia como Pastor, García Toma?] Desde cuando se inició la política de conmutaciones que creo que [se inició con] Rosario Fernández. […] A mí me sorprendería que García Toma no haya advertido para poder detener una política de conmutaciones masivas, tendría que tener elementos de juicio para comparar cifras de si el doctor García Toma a cuántos indultos o conmutaciones sugirió o recomendó”, agregó.

 

Un tema que incomoda a la cúpula aprista  

El letrado estimó, en ese sentido, que este tema inquieta e incomoda a la cúpula más alta del Partido Aprista, tras recordar que no es lo mismo la responsabilidad política por infracción a la Constitución que la responsabilidad penal.
 
“En el caso de Aurelio Pastor hay una referencia y por eso hay una investigación. No he notado en los medios de comunicación que haya algún testimonio que refiera directa o indirectamente a la exministra Rosario Fernández. No hay vínculo para hablar de investigaciones por causa penal, sin embargo, creo –y aquí podría abarcar a los ministros de Justicia, desde Fernández para adelante– está el tema de la responsabilidad política por infracción a la Constitución”, subrayó.
 
“Eso es lo que más inquieta e incomoda a la cúpula más alta del Partido Aprista porque no es razonable una política de conmutaciones o indultos masivos, a gran escala. Más allá de que legalmente no hay ningún impedimento, la ley no es lo único que rige en un Estado de Derecho, rige la Constitución y los tratados internacionales”, recordó.

 

Las conmutaciones e indultos son actos excepcionales

El experto argumentó que si uno toma en cuenta lo que dice la Constitución y los instrumentos internacionales, las conmutaciones e indultos deben ser actos excepcionales y no una política masiva como la desempeñada durante el régimen de Alan García.
 
“Si uno lee sistemáticamente la Constitución, uno entenderá que las conmutaciones e indultos como expresiones de la gracia presidencial son políticas excepcionales. Si uno suma lo que viene de las convenciones internacionales sobre todo en el ámbito de la prevención y control del narcotráfico, entenderá que el Estado tiene que tener una política muy dura y agresiva con estos delitos”, precisó.

 

Se justifica investigación a exministros  

Por ello, Montoya Vivanco consideró que se justifica una investigación a todos los exministros que participaron de la política de deshacinamiento de las cárceles durante el régimen del partido de la estrella.
 
“[¿El actual ministro Figallo podría estar sometido a una investigación?] Yo creo que las investigaciones, que no sé si a esa conclusión llegará la megacomisión del Congreso. Si efectivamente se pueda hablar de que hay una posible infracción a la Constitución por una política de conmutaciones masiva o sistemática, yo creo que justificaría una investigación de todos los exministros desde el mismo en que se inició esta política, de la exministra Rosario Fernández, que incluiría a García Toma”, mencionó.
 
“Cada uno tendría que explicar el por qué no fue una política de conmutación indiscriminada, que fue racional. Yo no creo que siquiera la finalidad de descongestionar las cárceles justifique una política indiscriminada y masiva de conmutaciones de indultos”, acotó.

 

Cifras de García son abrumadoramente superiores

Finalmente, el abogado dijo que si uno compara las conmutaciones de penas otorgadas durante el periodo del expresidente Alan García, estas son abrumadoramente superiores a las que se concedieron durante la gestión del expresidente Alejandro Toledo o en los periodos de Alberto Fujimori.
 
“Yo creo que hay aquí si uno compara las conmutaciones, indultos en década, vamos a darnos cuenta que la proporción de conmutaciones e indultos del régimen de los cinco años del segundo gobierno aprista podrían ser abrumadoramente superiores, cuatro, a cinco o seis veces más. Eso desnaturaliza por completo [la figura del indulto y conmutación]”, concluyó.