miércoles, 10 de julio de 2013

Maldonado: Freitas no puede ser defensora del Pueblo por su clara filiación política

Ideeleradio.- La abogada Pilar Freitas no puede ser elegida como defensora del Pueblo debido a su clara filiación política con Perú Posible y a que no tiene los antecedentes pertinentes en materia de la defensa y promoción de los derechos humanos, apuntó el exprocurador anticorrupción Antonio Maldonado.
 
“[¿Qué opina sobre la candidatura de Pilar Freitas a la Defensoría?] El perfil profesional que se requiere para defensor del Pueblo es mucho más elevado. Es un perfil en principio donde esté clarísimamente establecida la independencia, y no puede ser un defensor del Pueblo quien tiene una filiación política tan clara. Tiene que ser independiente”, subrayó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.
 
El exprocurador consideró, en ese sentido, que los antecedentes en la lucha por la defensa de los derechos humanos deben ser claros y que en el caso de Pilar Freitas, actual regidora de la Municipalidad de Lima, estos aspectos no se observan.
 
“Los antecedentes en la lucha por la defensa de los derechos humanos tienen que ser clarísimos, y esos antecedentes en el caso concreto no se observan. Seguramente estamos hablando de una abogada muy respetada, pero en la lucha por la defensa y promoción de los derechos humanos tiene que haber antecedentes clarísimos y muy precisos”, mencionó.
 
“¿Por qué no se escogió al doctor Eduardo Vega?, ¿qué problema con él?, ¿es que es demasiado independiente?, ¿o [por qué no elijen] al doctor Avelino Guillén o Ronald Gamarra o tantos otros candidatos o mujeres que tengan ese perfil específico?”, se preguntó.

 

Estándar para elegir a un defensor es más riguroso

El ex abogado del Estado consideró que en el caso de la elección de los candidatos para la Defensoría del Pueblo se tenía en el Congreso de la República los elementos suficientes para generar un proceso transparente, plural y participativo. Puntualizó que el estándar para elegir a un defensor es mucho más elevado y riguroso en comparación con la elección de los integrantes del Tribunal Constitucional (TC).
 
“Hay los documentos de Naciones Unidas como los llamados Principios de París, aceptados por todos los estados y eso incluye al Perú, que podían haber sido trasladados por el Congreso peruano a una figura normativa, sea una ley o un reglamento específicamente para definir un proceso participativo, plural y transparente para la elección de un defensor del Pueblo”, afirmó.
 
“Y es que si el estándar para elegir a un magistrado del Tribunal Constitucional es sumamente elevado y riguroso, el estándar para elegir a un defensor del Pueblo aún es mucho más riguroso y elevado porque es la persona que va a defender directa y frontalmente el respeto y la promoción de derechos del país”, argumentó.