martes, 23 de julio de 2013

Landa: Hay razones para revisar caso bonos agrarios que podrían llevar a su nulidad

Ideeleradio.- Hay razones para que el próximo Tribunal Constitucional (TC) revise el fallo de los bonos agrarios, las mismas que podrían llevar a su nulidad, de acuerdo a las deficiencias de notificación que han sido expresadas por las partes, estimó Cesar Landa, expresidente del máximo intérprete de la Carta Magna.
Fue al ser consultado por la posibilidad de que el nuevo Tribunal Constitucional revise el fallo de los bonos agrarios, cuya resolución otorga un plazo de seis meses al Ejecutivo para su reglamentación.

“Ha habido algunos casos en la jurisprudencia del Tribunal en que se ha procedido a una nulidad a un grave error en su resolución o proceso. En este caso, en los medios, ha salido que el Colegio de Ingenios del Perú no ha sido notificado ni el Congreso, por lo menos a falta aparentemente de legitimidad a una violación del derecho de defensa, en todo caso de actuación para llevar la ejecución a una sentencia porque el tribunal no es dueño del proceso”, expresó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“El tribunal solamente dirige el proceso. El dueño de la causa es el Colegio de Ingenieros del Perú y si el titular está diciendo esto no procede o no debió proceder porque no fueron ni notificados, etc. me parece que hay una razón que hay que analizarla porque es bastante serio lo que se ha señalado y esto puede deducirse en todo proceso una nulidad”, manifestó.

Fallo parece más un decreto supremo

Comentó que los magistrados del Tribunal Constitucional no debieron abordar este caso, ya que hay miembros que han culminado su gestión entre el 2010 y 2011. Sostuvo que el resultado de esta resolución genera cierta precariedad en el sistema de justicia y le resta legitimidad.

“Cuando un tribunal tiene un número de magistrados que han vencido su periodo y no por pocos meses, sino desde el 2010, 2011, tiene una situación de cierta precariedad que le resta legitimidad en las decisiones. Lo cierto es que abordar temas trascedentes, donde además hay tanta controversia como este caso y la deuda agraria, resulta poco prudente por lo menos diría yo, al punto que ahora ya salió la sentencia que parece más un decreto supremo que reglamenta la ejecución”, opinó.

“Por otro lado, se ha denunciado que el propio presidente del Tribunal ha sido un antiguo funcionario de un banco [Banco de Crédito] que estaría beneficiándose. Creo que es mejor, la prudencia indica que estos temas no sean expuestos de esta forma, porque genera una suspicacia que incluso podría ser de carácter muy legitima. ¿Por qué sacar esta decisión ad portas del término cuando se requiere una revisión y un desarrollo que genere más consenso y no conflictos en la sociedad’”, se preguntó.

Finalmente, César Landa comentó que el Tribunal Constitucional tiene una función de pacificación, ordenación y restauración del orden jurídico, pero dijo que a veces en estas sentencias “la medicina es peor que la enfermedad”. “En la forma como lo lleva el tribunal parece más el Ministerio de Economía que un tribunal de justicia”, refirió.