martes, 23 de julio de 2013

Javier Torres: Pulgar Vidal tiene “muñeca política”, pero eso no basta para ser premier

Ideeleradio.- El ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, tiene “muñeca política” y es buen comunicador, pero eso no basta para ser presidente del Consejo de Ministros, estimó el analista Javier Torres, al ser consultado sobre la posibilidad de que este alto funcionario reemplace al actual jefe de Gabinete, Juan Jiménez Mayor.

“[¿Pulgar Vidal suena como primer ministro?] Lo que Pulgar Vidal ha demostrado que tiene es una buena ‘muñeca política’, que tiene un buen manejo y es buen comunicador, pero eso no basta”, indicó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

El analista consideró, no obstante, que sería un gesto político por parte del Gobierno que se cambie al premier Juan Jiménez Mayor. En ese aspecto, cuestionó la actuación de este funcionario al frente del Gabinete.

“Para mí no hay descripción más gráfica de lo que es el premier Jiménez, que lo que dijo Alfredo Torres: 'el primer ministro es una ausencia', suena casi a bolero. El primer ministro, acordémonos es el que reemplaza a [Óscar] Valdés, figura fuerte y autoritaria, y no logró demostrar autoridad y perfil. Entró luego de una crisis de otro tipo. Hace un año tuvimos la crisis Conga, Espinar, el conflicto fuera de Lima, ahora tenemos la protesta, no le haría mal al Gobierno hacer un cambio”, opinó.

“Quizás como gesto político sí se debe cambiar al primer ministro. Si se ha llegado a una situación como esta y no quieres que te sigan golpeando directamente, tiene que hacer un gesto de cambio”, argumentó.

Nuevo premier ya no cargará mochila de caso Nadine 

El analista insistió en que es necesario tener un primer ministro con peso político importante y recordó que el nuevo jefe de Gabinete, que eventualmente sea nombrado, ya no tendrá que cargar con el peso que generaba la posible candidatura de la primera dama Nadine Heredia. Por ello, estimó que los ministros ahora tienen un mayor margen de maniobra.

“Jiménez ha vivido con esa mochila, que era una mochila pesada. Entonces, creo que un primer ministro que entra, una vez que el gobierno y la primera dama ha dicho 'yo no voy a postular', tiene otro margen de maniobra. Probablemente, el peso de la primera dama, pueda ser igual de fuerte en el Gobierno, pero ya no carga con eso. Si tú cambias a un gabinete ahora, no va a ser para trabajar la elección de la primera dama, tiene un balón de oxígeno, pero no lo quiere usar, pero lo tiene que usar”, precisó.

“Conociendo que se descartó esa postulación, si entras con un nuevo equipo, ganas un aire, y creo que el Gobierno, además, tiene que asumir el peso y el costo de las reformas que propone. Pongo el ejemplo de [la Ley] Servir ¿Quién lo ha defendido? No has visto al Gobierno defendiendo la ley, entonces dices es tu ley y tu reforma principal, creo que sí necesita un equipo de más peso”, argumentó.