martes, 9 de julio de 2013

Guillén: Si Freitas entra a Defensoría, podría favorecer legalmente a Toledo

Ideeleradio.- Si Pilar Freitas es elegida como máxima representante de la Defensoría del Pueblo, ella podría emitir una opinión que puede servir de sustento al expresidente Alejandro Toledo para la presentación de una acción de amparo que apele a una supuesta violación del derecho a la defensa o una afectación al debido proceso, aseveró el exfiscal Avelino Guillén.

“¿Qué pasaría más adelante –y esta es una hipótesis de trabajo– si el doctor Alejandro Toledo argumenta que el Congreso está vulnerando sus derechos constitucionales, su derecho a la defensa, al debido proceso y a la defensa y se está vulnerando el principio de la legalidad y él solicita la participación de la Defensoría como el caso de Alan García Pérez? Ahí la Defensoría tendría que emitir un informe y este informe puede servir de sustento para una acción de amparo”, estimó en el programa No hay Derecho de Ideeleradio.

“Si bien es verdad y la Defensoría tiene una función requirente por mandato de la Constitución, pero su rol es fundamental en la tramitación de los procesos, interviene, vigila y está en la expectativa”, argumentó.

También en conflictos sociales 

El exfiscal no descartó, además, que Pilar Freitas pueda también favorecer las acciones de gobierno en torno a los conflictos sociales, al encabezar una representante de Perú Posible dicha institución. En tal sentido, ratificó que es importante que se elija en este cargo a una persona independiente y desvinculada de los partidos políticos.

“[¿Uno de los pedidos del Ejecutivo a la Defensoría es que cambiara la metodología del conteo de conflictos y la cercanía de Perú Posible con el Gobierno podría hacerla asequible a sus pedidos?] Claro y la Defensoría tiene un rol fundamental, sino revisemos su actuación en el conflicto de Conga, Espinar en el Cusco donde ha tenido un desarrollo importante”, expresó.

“Si bien es verdad por esta suerte de repartija que se ha dado estos acuerdos entre los grupos políticos. Eso no quiere decir que el partido político sea dueño de esa plaza, tiene el privilegio de buscar al mejor”, aseveró.

Un divorcio insalvable entre ciudadanía y el Congreso 

El exfiscal dijo, finalmente, que no es posible que la ciudadanía pueda aceptar este tipo de imposiciones de carácter político. Consideró que si esto ocurre, el Congreso se va alejar cada vez más de la opinión pública y se va a producir un divorcio insalvable.

“Si esto ocurre [la repartija] lo que se va a producir es que el Congreso cada vez más se va alejar de la opinión pública y se va a producir un divorcio insalvable, se va a producir una brecha, porque se va actuar de espaldas a la ciudadanía”, remarcó.