miércoles, 10 de julio de 2013

Gorriti: Sousa buscó utilizar su cargo de congresista para favorecer a los Sánchez Paredes

Ideeleradio.- El candidato al Tribunal Constitucional (TC), Rolando Sousa Huanambal, propuesto por el fujimorismo, utilizaba su cargo de congresista para favorecer a grupos investigados por crimen organizado, como el caso de la familia Sánchez Paredes, clan que era defendido por el Estudio Nakazaki, denunció Gustavo Gorriti Ellenbogen, director de IDL-Reporteros.

Fue al recordar el encuentro entre el hoy ex director general de la PNP, general Miguel Hidalgo, el ahora excongresista Rolando Sousa, gnerado por el entonces ministro Octavio Salazar, en las instalaciones del Ministerio del Interior.

“[¿Sousa utilizaba su cargo de congresista para tratar negocios de su estudio en casos tan graves como narcotráfico y corrupción?] Sí. En el 2010 tuve que hablar con fuentes que pidieron el anonimato, para esto he hablado nuevamente con el general Hidalgo que está en retiro y [ahora] me confirmó todo. [Sousa] ha buscado utilizar su posición, la posición que ha tenido en algún momento como congresista, en favor de la defensa de grupos investigados por crimen organizado”, expresó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Hace unos tres años lo saqué en IDL Reporteros y conté que Octavio Salazar, cuando era ministro del Interior, un poco antes de dar el salto definitivo al kimono y al fujimorismo, donde está ahora como otro congresista de la bancada fujimorista, llamó al general Hidalgo, quien había sido jefe de la Dirección Nacional Antidrogas y como tal había dirigido alguna de las investigaciones más importantes y masivas que se han hecho en la historia de la lucha policial contra las drogas, especialmente la que se hizo respecto a la familia Sánchez Paredes”, recordó.

El periodista refirió que la familia Sánchez Paredes ha tenido numerosas investigaciones por sus supuestos vínculos con el narcotráfico, que datan de la década del 70, alguna de las cuales fueron -dijo- clarísimamente comprobadas como el caso Rancho Luna, terreno ubicado en México.

“En este caso hubo una investigación muy prolija, a fondo, sobre lavado de activos de dineros provenientes del narcotráfico que fue hecha por el equipo especial de la Dirandro, y Sousa era uno de los defensores de la familia Sánchez Paredes como parte del Estudio Nakazaki, pero además era congresista", recordó.

"El hecho concreto es que cuando llega Hidalgo, convocado por el entonces ministro [Octavio Salazar] al cuarto piso, a la oficina en Corpac del Ministerio del Interior, ve que se está conversando con Sousa. Llega, saluda al ministro, saludo al otro, y en ese momento Salazar dice, ‘creo que ustedes dos tienen mucho que hablar’ y súbitamente con pies ligeros abandona raudamente su despacho y los deja solos”, mencionó.

El periodista relató que el general Hidalgo se sintió muy incómodo y que se excusó de poder entablar alguna conversación, cuando Sousa Huanambal le empieza a hablar sobre este caso.

“Deja a Sousa con el jefe de la Policía Hidalgo que había dirigido la investigación contra los Sánchez Paredes, que Sousa defendía. Entonces, Sousa le empieza hablar sobre la investigación y quiere empezar a influir porque faltaba un poco para cerrar el atestado. Hidalgo se siente incomodísimo cuando él [Sousa] quiere hablarle más sobre el tema", indicó.

"[…] Me imagino que buscaba algún acuerdo, alguna cosa que pudiera ayudar en la forma final que tendría el atestado. El caso concreto es que Hidalgo, con todo lo que sé, no le dio oportunidad. Le dijo que él no veía la investigación y que incluso cuando estaba a cargo de la Dirandro no discutía investigaciones en curso; se paró y salió casi más rápido que Salazar”, refirió.