martes, 23 de julio de 2013

César Landa: TC caminó como el “cangrejo” en temas anticorrupción

Ideeleradio.- Se requiere que el Tribunal Constitucional (TC) esté conformado por magistrados independientes porque el colegiado saliente ha ido como el “cangrejo”, desplazándose para atrás en todo lo avanzado en materia de lucha anticorrupción, señaló el expresidente del máximo intérprete de la Carta Magna, César Landa, al recordar los casos Business Track (BTR), Cemento Lima, el de Alberto Químper, el del exministro Walter Chacón, del exviceministro Alfredo Jalilie y el de los hermanos Alex y Moisés Wolfenson.

Fue al comentar los diversos cuestionamientos que existen en contra de los miembros del actual TC y al referirse a la necesidad de un nuevo proceso de elección en el Congreso.

“Yo diría que los tribunales y los jueces hablan a través de sus sentencias y esto hay que verlo, entonces, en qué es lo que ha dictaminado el tribunal saliente. En torno a temas, por ejemplo, como la lucha anticorrupción ha ido como el cangrejo, para atrás de lo que se había avanzado hasta el año 2008, está el caso de los hermanos Wolfenson, el caso [de Alfredo] Jalilie, que son casos emblemáticos de la lucha anticorrupción que fueron revertidos por decisiones de este tribunal saliente”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Tenemos casos contemporáneos como el caso [Tineo] Cabrera que acaba de salir, con lo cual el presidente García pretende que no sea investigado por la megacomisión del Congreso, por hechos o irregularidades o supuestos actos ilícitos, como narcoindultos entre otros que se han producido. O el caso Químper, en el cual en el caso de las investigaciones de Business Track pretende el Tribunal paralizar algunas sentencias para que las pruebas de las escuchas telefónicas se han completamente nulas o el caso Cementos Lima, igual que Transportes Flores”, puntualizó.

Es urgente un saneamiento del TC

En ese sentido, dijo que es urgente un saneamiento y una reorientación del TC, así como una elección de magistrados independientes, pues recordó que el colegiado saliente intervino de manera negativa en casos emblemáticos de violación de derechos humanos, como el caso de la matanza de El Frontón.

“Tenemos casos también en materia de derechos humanos, como el caso Frontón, emblemáticos de la impunidad para el archivamiento y la no investigación de los delitos cometidos durante el gobierno del presidente Alan García en 1986. Entonces, yo diría que este balance hay que ponerlo en blanco y negro porque también todo no ha sido así. Eso es lo que queda de la estela, la imagen de un tribunal que no ha sido garante de los derechos fundamentales que he mencionado, sino más bien patrocinador de otros intereses y últimamente tenemos el caso de los bonos de la deuda agraria”, refirió.

“Entonces, el cambio del Tribunal parece ser una necesidad, pero urgente para un saneamiento y una reorientación y eso creo que se logra cuando hay desprendimiento de los partidos y de los líderes que quieren un fortalecimiento del Estado democrático con personalidades y juristas independientes y no precisamente con candidatos que no tienen la autonomía ni la suficiente experiencia en el mundo del derecho y, en particular, lo constitucional, a efectos de poder ejercer un control legítimo frente a los excesos del poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial”, acotó.