miércoles, 3 de julio de 2013

Advierten que caso de aporte extranjero a Perú Posible se habría repetido en otros partidos

Ideeleradio.- El caso de la donación que habría recibido Perú Posible por parte del senador dominicano Félix Bautista, acusado hoy de presunto lavado de activos, pudo haberse repetido en otros partidos políticos, porque en las campañas electorales se forman estructuras paralelas e informales en estas organizaciones para la recaudación de fondos, advirtió Percy Medina, jefe de la misión para el Perú de IDEA Internacional.

“[¿En términos operativos, lo que apreciamos en el caso de Perú Posible con la donación de Félix Bautista pudo haberse repetido en otras agrupaciones?] Lamentablemente sí, tenemos noticias de que muchas de las campañas han tenido estructuras paralelas en cuanto a la recaudación de fondos a lo que la ley establece, y que [la ley dice] es una tesorería, que es la encargada de la gestión financiera”, refirió en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“La ley establece que hay un tesorero y tesoreros subnacionales, y que ese órgano es el encargado de rendir cuentas a la ONPE. En la práctica en las campañas muchas veces la recaudación de fondos y el gasto, incluso, ha estado por fuera de esa tesorería. Entonces, evidentemente es un asunto irregular e informal que, evidentemente, también habría que evitarlo. [¿La ONPE tiene alguna posibilidad para controlar esos fondos?] Ninguna”, subrayó.

Hay responsabilidades individuales y del partido
El experto explicó que no hay un mínimo de organicidad en las agrupaciones y que eso dificulta identificar al responsable del ingreso de fondos que no pasaron por el órgano de tesorería, que es la que estructura que establece la Ley de Partidos Políticos. Fue al ser consultado por las versiones que han dado los dirigentes y exdirigentes de Perú Posible en torno al modo en que ingresó el aporte del senador dominicano.

"Lamentablemente eso es cierto [que no hay un mínimo de organicidad que cualquiera o ninguno puede ser el responsable] y cuando uno evalúa cómo es que se llevan las finanzas de las campañas, muchas veces se encuentra que hay dos estructuras en los partidos, una es la estructura formal de la tesorería, y otra es la estructura informal de campaña por donde pasa la mayor cantidad de recursos y es la que toma las decisiones. Eso, evidentemente, es un problema para efectos del control y es algo que es inaceptable”, enfatizó.

“[Si se logra determinar que circularon fondos que provienen de dinero mal habido, ¿quién es el responsable?] Hay una responsabilidad evidente en el partido, pero también puede haber responsabilidades personales individuales, porque el tesorero del partido dirá que no sabía que ese dinero estaba llegando, ni cómo llegó y que no tendría responsabilidad en eso, y no le faltaría razón. Pero, habría que determinar si es que no hay responsabilidades individuales adicionales, porque uno no puede recibir ni gestionar dinero por cuenta de terceros, sin estar autorizado a eso”, declaró.

Habría que bancarizar los aportes
Sugirió, por ello que los partidos instalen mecanismos muy institucionales o de bancarización para administrar sus recursos, tanto en época electoral como no electoral para curarse en salud y estar seguros de que no habrá dinero ilegal en sus campañas. Precisó que el periodo electoral es cuando entra más dinero a los aparatos partidarios y que es cuando más “dinero sucio” puede llegar.

“El otro elemento es que los donantes tendrían que acostumbrarse a entregar formalmente el dinero. Tenemos testimonios de personas que quisieron donar a una determinada campaña, que las citaron en un café y hablaron con no sé quién. Esa no es la forma de procesar asuntos tan delicados como recursos para una campaña electoral”, relató.

“Habría que bancarizar tanto como se pueda, no todos los aportes, de tal manera que a partir de cierto monto, si se dona tiene que darse a través de un banco, a una cuenta bancaria del partido, todo ese tipo de formalidades son necesarias para impedir que luego haya ingresos indebidos a la campaña. Los ingresos indebidos normalmente llegan por cheque, incluso en efectivo, de mano en mano, justamente para no dejar huella, y eso es lo que hay que impedir”, concluyó