viernes, 5 de julio de 2013

Advierten de un escenario de polarización tras ruptura de Humala con su base social

Ideeleradio.- Tras las numerosas protestas en todo el país que genera la promulgación de la Ley del Servicio Civil y otras iniciativas del Poder Ejecutivo, se viene un escenario de polarización, pues el presidente Ollanta Humala ha roto abierta y definitivamente su vínculo con la base social original que votó por él, advirtió el analista político Carlos Monge.
 
“Yo veo el escenario con preocupación. Yo creo que se viene una suerte de polarización. Leo lo que ha sucedido ayer [protestas sociales en todo el país por la Ley Servir y la iniciativa de reforma universitaria] como la expresión social y política de esta ruptura con su base social original, con su base electoral, con su alianza política primigenia, y ya es una ruptura abierta y manifiesta”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.
 
Indicó, en ese sentido, que a tras el viraje de Humala Tasso hacia la derecha, el Gobierno va a tener una oposición social y política abierta que podría agudizarse por su cercanía marcada o el “matrimonio” que mantiene con el sector empresarial.
 
“Lo que veo es una situación de polarización, en la cual un presidente sí va a tener una oposición social y política abierta, porque ya esa relación original con todos esos matices de la izquierda y populares ya no existe y, por otro lado, la relación que él ha decidido tener es una relación sin amor con el sector empresarial y únicamente basada en la desconfianza”, refirió.
 
“Entonces, la pregunta es: ¿qué instrumentos políticos tiene para controlar, compensar o negociar el mal humor de todo este sector que se siente traicionado y frustrado? Quizás solo un Midis (Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social) más potente [que podría convencer a los sectores sociales, pero no a la izquierda]”, refirió.

 

Le plantean a Humala un escenario de catástrofe

Señaló, del mismo modo, que el sector empresarial estaría buscando aprovechar el descenso de los precios de los metales para exigirle al Gobierno mayores incentivos. Anotó que el Gobierno tiene una mirada del corto plazo y que los empresarios aprovechan el pánico para crear un escenario de catástrofe.
 
“El sector empresarial, los mineros especialmente, están buscando aprovechar esta especie de pánico y miedo por la coyuntura internacional de la bajada de los precios de los metales, del oro y del cobre en especial, los cuales han bajado y los rumores de dos o tres proyectos mineros que ya no serían atractivos para sus propios inversionistas precisamente por esa baja de los precios”, mencionó.
 
“[Aprovechan el pánico] para plantearle al país un escenario de catástrofe, el que nos caemos, se desarma todo y es el fin del mundo. Y, entonces, [dicen ellos que] para seguir creciendo y seguir disminuyendo la pobreza y seguir generando empleo es indispensable tomar un paquete de medidas o sino la inversión se va”, expresó.