miércoles, 19 de junio de 2013

Vargas Llosa: Si Toledo lanza su candidatura, recibirá un tremendo castigo el 2016

Ideeleradio.- Si hay un mínimo de lógica en la vida política peruana y si el expresidente Alejandro Toledo se arriesga a lanzar su candidatura en los comicios generales del 2016, no tiene ninguna posibilidad de ganar y recibirá un tremendo castigo en las urnas, estimó el escritor y periodista Álvaro Vargas Llosa.
 
“No me atrevería en Perú, a decir nunca a descartar a nadie o sería la última persona en decir esta persona es un cadáver político, eso en el país no existe. Si hay un mínimo de lógica en la vida política peruana el expresidente Toledo en el 2016 no tiene ninguna posibilidad de ganar una elección. Es evidente que él y su partido tienen que ser consientes de eso”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.
 
“Acá, en el mejor de los casos y suponiendo que no se han cometido delitos, y eso no me atrevería a decirlo, porque los indicios son muy malos, en el mejor de los casos ha habido una conducta absolutamente reñida con los mínimos estándares que tiene que guardar un jefe de Estado. Por tanto, yo supondría que eso en las urnas va a significar, si él decide arriesgarse a una candidatura en el 2016, un tremendo castigo”, agregó.

 

Conducta de Toledo ha sido poco seria y ética

El periodista aseveró, en otro momento, que la conducta del expresidente ha sido muy poco ética y seria respecto a su defensa, la misma que consideró ha estado llena de contradicciones, falsedades, y de versiones que han sido desmentidas. Sostuvo que este escenario puede contribuir al final de la democracia y a la aparición de un caudillo.
 
“Esas encuestas [sobre que la gente no cree a Toledo ni García] no me sorprenden, son encuestas que dicen no creemos, ni confiamos en nadie. Esto contribuye a instalar el cinismo en la gente. Eso es un escenario muy peligroso porque si se ahondara en los próximos años, podría conducir al final de la democracia”, advirtió.
 
“En un escenario así es muy fácil que surja un caudillo, un demagogo que quiera barrer con el Congreso y la clase política. Esta conducta, aun suponiendo que no haya delitos, es inaceptable en una persona que enarboló las banderas de la democracia y la lucha contra la corrupción. Esto es sumamente grave”, anotó.

 

Alianza no ser un pacto semimafioso  

Por otra parte, el escritor recordó que fue una de las personas que defendió con más entusiasmo la idea de que Gana Perú y Perú Posible establecieran una colaboración en el Parlamento en aras de la gobernabilidad. No obstante, enfatizó en que un acuerdo no puede convertirse en una especie de pacto semimafioso.
 
“Era evidente que el presidente Humala necesitaba armar mayoría para darle a su gobierno una estabilidad, y era evidente que tenía muchos adversarios muy poderosos y con mayor razón era importante que tuviera esa mayoría operativa en el Congreso, pero esa colaboración no puede convertirse en un pacto semimafioso en el que yo te cubro las espaldas y tú me las cubres porque no solamente es la negación que esperamos de ellos y de lo que se suponen que simbolizan, sino que es la mejor manera de trabajar para las corrientes poco democráticas y poco éticas en el Perú”, acotó.

 

Están trabajando para llevar a Keiko al poder

Opinó, finalmente, que al parecer Perú Posible y Gana Perú estarían trabajando para llevar a Keiko Fujimori al poder a raíz de los errores políticos que ambos grupos cometen. Asimismo, criticó la forma de actuar de sus allegados por ser tibios y complacientes.
 
“En cierta forma, esto corresponde entregarle a los adversarios un enorme garrote y decirles ahora pégame con ese garrote en la cabeza y eso es lo que hemos visto en las últimas semanas. Hemos visto al fujimorismo y al señor Alan García hacer un uso verdaderamente muy eficaz de las armas que el propio gobierno y Perú Posible le han entregado a esos adversarios para que con esas armas lo golpeen a ellos. No entiendo la conducta de Perú Posible ni del Gobierno, parecería que serían los más interesados en llevar a Keiko Fujimori al poder y están trabajando diligentemente a eso”, argumentó.
 
“No entiendo tampoco a la gente allegada a ellos, que es gente con criterio y credenciales, esté actuando de manera tibia, tan tímida y complaciente frente a eso. Esa es una conducta que no es aceptable, tenemos que ponerles la mayor presión para que se investigue lo que se debe investigar y que no se comportan como sus adversarios”, enfatizó.