viernes, 21 de junio de 2013

Luis Salgado opina que Keiko debería ser procesada y que un sector del Congreso blinda a Kenji

Ideeleradio.- Un sector del Congreso está blindando al congresista Kenji Fujimori y, por eso, no se investiga el supuesto vínculo que tendría con la empresa Limasa (Callao), en uno de cuyos almacenes se halló 100 kilos de cocaína pura, sostuvo Luis Alberto Salgado, ex procurador supranacional.
 
“Ya que se habla del apellido Fujimori, el mismo Kenji Fujimori, el congresista, tiene que rendir cuentas sobre esa empresa que creó, porque una empresa un joven de veintitantos años no lo crea de la noche a la mañana. Es una empresa que requiere una fuerte inversión y en esa empresa se encuentra en sus almacenes 100 kilos de cocaína, es narcotráfico a gran escala y hasta ahora me parece que un sector del congreso lo está blindando a Kenji Fujimori porque esto tiene que investigarse, eso no es juego”, expresó en diálogo con el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.
 
“En los años 90 se encontraron alrededor de 165 kilos de cocaína en el avión presidencial y al final condenaron al piloto, al almacenero y al que llevaba la gasolina al avión presidencial. 160 kilos de cocaína en el avión presidencial de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos; ahora 100 kilos de cocaína en los almacenes de la empresa de Kenji Fujimori”, remarcó.

 

Keiko y sus hermanos deberían ser procesados

Afirmó, por otra parte, que Keiko Fujimori ya debería haber sido procesada si realmente tuviéramos instituciones fortalecidas. Fue al comentar el hecho de que la lideresa del fujimorismo no haya explicado hasta la fecha con qué dinero, ella y sus hermanos Kenji, Hiro y Sachi, pagaron sus estudios en el extranjero.

“Keiko Fujimori tiene que rendir cuentas y si en este país funcionaran realmente las instituciones, lo digo con toda claridad, Keiko estaría procesada. En los años 2000, 2001, Gladys Echaíz, exfiscal de la Nación, le tomó su declaración y se determinó que ella recibía 10 mil dólares mensuales. Dinero obviamente negro, robado, extraído, por parte de Vladimiro Montesinos. ¿Qué quedo ahí, ella no sabía? ¿Cómo financiaron ella y sus hermanos sus estudios en universidades muy caras? Ellos no fueron becados por si acaso. ¿Cómo se financió eso?”, se preguntó.

Afirmó que el fujimorismo fue una banda criminal organizada que operó desde el Estado y que hizo metástasis en el sistema anticorrupción. En ese sentido, manifestó que Keiko Fujimori no puede deslindarse de las responsabilidades del expresidente Alberto Fujimori en torno a la reparación civil.

“De la venta o remate vil de empresas públicas solo quedaron 543 millones. Robados al Estado alrededor de 6 y 7 mil millones de dólares, de los cuales no ha rendido nada el régimen de Fujimori y de esta reparación civil que ordenó el Estado a Alberto Fujimori no ha devuelto ni un solo cobre. Entonces, Keiko Fujimori no puede deslindarse de ello”, comentó.

“Creo que ese régimen está descalificado moralmente, éticamente. Le  hizo mucho daño al país. Los pueblos del Perú tienen que estar muy al tanto de esto. Eso es lo que conversamos cuando viajamos por provincias con los pobladores, los dirigentes, en las radios para expresar claramente que el Perú no puede volver a esa época nefasta que significó el Fujimorismo”, concluyó.