jueves, 13 de junio de 2013

Hermana Maricarmen Gómez lamenta irregularidades y retraso en juicios por Baguazo

Ideeleradio.- Es lamentable que, después de cuatro años, los procesos iniciados a raíz de los sucesos ocurridos en Bagua el 2009 estén tan atrasados y con irregularidades, aseveró la hermana Maricarmen Gómez, exintegrante de la Comisión Multisectorial encargada de investigar el “Baguazo”.

Fue al comentar la acusación fiscal contra 54 dirigentes indígenas a quienes se les responsabiliza por los hechos luctuosos ocurridos el 5 de junio del 2009, en la zona de la Curva del Diablo, en Bagua (Amazonas).

“Es tan lamentable lo que está pasando con los procesos judiciales que después de cuatro años estén tan atrasados y con irregularidades […] Hemos organizado la campaña Yo soy Bagua porque no hemos dormido desde el día que hemos tenido la noticia de la acusación fiscal. La campaña pide justicia para los procesados por los sucesos de Bagua”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Decimos que son inocentes estos hermanos nuestros que están en la cárcel, porque en estos cuatro años no hay las pruebas. Al revés las pruebas dicen lo contrario de aquello que se le acusa, que por tener un arma de la mano ya se les acusa de que mataron a la Policía y sale la prueba de absorción atómica negativa. Lógicamente esa no es una prueba y menos contundente y, por supuesto, son inocentes los dirigentes”, agregó.

Cuestiona cadena perpetua para Manuin
En este sentido, cuestionó que la Fiscalía pida cadena perpetua para el líder awajún Santiago Manuin, por supuestamente haber sido el promotor del enfrentamiento en la Curva del Diablo. Refirió, del mismo modo, que varios testimonios coinciden en torno a la inocencia del dirigente nativo.

"El caso emblemático es que Santiago Manuin aparece con acusación de cadena perpetua por ser el promotor de el enfrentamiento en la Curva del Diablo, cuando se sabe muy bien, todos los testimonios coinciden que se iba con los brazos en alto, pidiendo diálogo, y le cayeron las balas en el cuerpo y soy testigo de verlo casi muriendo en el hospital de Bagua. Él no hizo nada absolutamente ahí porque desde el primer momento lo dejaron prácticamente muerto”, declaró.

Comentó, finalmente, que el informe elaborado en minoría se acercó a la verdad de los hechos del Bagua y que tuvo grandes coincidencias con el informe que se elaboró en el Congreso de la República, por parte de la comisión que presidió el entonces legislador Guido Lombardi.

“Sigue siendo necesario una mayor investigación y [creo que] hay las posibilidades de una buena investigación. En el caso de la comisión a la cual se hace referencia, tuvo la virtud de conseguir documentación suficiente donde ciertamente se encuentra esta documentación en la Defensoría del Pueblo. Qué bueno sería que haya una investigación porque los medios los tenemos”, expresó.