martes, 4 de junio de 2013

Gino Costa: Una estrategia policial que apunte a los cabecillas ayudaría a desarticular delincuencia

Ideeleradio.- Una estrategia policial que permita llegar a la cabeza de las organizaciones criminales, parecida a la usada contra Sendero Luminoso, lograría desarticular las bandas delincuenciales y los mercados de bienes robados, planteó el exministro del Interior Gino Costa.
 
“Creo que en prevención tenemos muy poco, casi lo único que tenemos es lo que hacen los municipios a través del Serenazgo, la Policía ya casi no hace prevención. […] En investigación criminal, habría que ver. […] Por eso decía, mucho más importante sería desarticular el funcionamiento de los mercados robados que detener y procesar a los muchachos que venden los celulares a esos mercados donde mucha gente va a comprar los celulares que les robó la propia delincuencia”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.
 
“¿Dónde golpeamos? Fue casi lo mismo que ocurrió con [la estrategia de lucha contra] Sendero, […] sigues una estrategia para llegar a la cabeza [de las bandas] y desarticular desde arriba a la organización. Cuando hicimos esto último, se acabó con Sendero, entonces, habría que pensar en tener una estrategia parecida para acabar con todos lo que son los robos en las calles y las viviendas que están asociados con este tipo de productos que terminan teniendo salida en marcados secundarias, autopartes, vehículos robados, laptos, televisores”, acotó.
 

Desarticular mercados negros  

Costa Santolalla incidió, en ese sentido, en que se desarticule los mercados en que se venden artículos que provienen de la actividad delincuencial y que tienen salida en lugares que funcionan con toda la legalidad, inclusive con resguardo policial en la entrada del local y donde además te dan comprobantes de pago.
 
“¿Cómo es que están operando esos mercados y cómo hacemos para desarticularlos? Esa es una de las grandes preguntas que nos tenemos que hacer para reducir las altísimas tasas de victimización, y no lo estamos haciendo, estamos simplemente respondiendo y atacando el eslabón más débil de la cadena, que es el muchacho de la calle que roba celulares, pero no estamos apuntando a desarticular la cadena”, manifestó.
 
“Cómo pueda ser que el Estado sea tan débil que permita, tolere y aliente con su actitud el funcionamiento de mercados secundarios que operan con bienes robados a la vista y paciencia de todo el mundo. Ese es el motor, en la medida que esos mercados funcionen y tengan clientes que demanden celulares, laptos y autopartes a mitad de precio, va a ver gente que como chamba se dedique a robar esos productos porque hay un mercado donde venderlos. Requerimos una acción represiva con el Ministerio Público y la PNP, a través de acciones muy inteligente. Hay que estudiar cómo funciona esa estructura criminal y cómo la desarticulas”, acotó.

 

Impunidad reinante contribuye a la actividad delictiva  

El exministro sostuvo, finalmente, que una de las razones de los altos índices delincuenciales radica en la impunidad reinante, así como la situación de la Policía, el sistema judicial y penitenciario.
 
“Yo me inclino a pensar y hay evidencia para sustentarlo que el problema es fundamentalmente institucional, es decir no estamos haciendo lo suficiente para prevenir los delitos y cuando ocurren los delitos no tenemos capacidad de investigar y sancionar. Entonces, la impunidad reinante contribuye a que la actividad delictiva sea un buen negocio con buenos retornos y con poco riesgo”, subrayó.
 
“Si esa debilidad que tiene que ver con el estado de la Policía y el sistema penal, incluyendo al sistema penitenciario, le sumas la debilidad del Estado, la informalidad reinante y la existencia de espacios de informalidad donde prospera la ilegalidad, expresada en los mercados donde se venden productos robados”, acotó