lunes, 24 de junio de 2013

Dammert: La derecha quiere tener a un títere en Palacio de Gobierno

Ideeleradio.- El sector de la derecha tiene una desconfianza absoluta en el presidente de la República, Ollanta Humala, y quiere tener en Palacio de Gobierno a un títere que haga lo que ellos plantean, afirmó el congresista Manuel Dammert.
 
“[La derecha] tienen una desconfianza absoluta [en Ollanta Humala] y lo que quieren hacer es tener en Palacio de Gobierno a un personaje que sea un títere de lo que plantea a nivel de ser gobierno los sectores más recalcitrantes de la derecha peruana”, anotó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.
 
El congresista indicó que Ollanta Humala trata de entusiasmar, de ganarse y de convertirse en el representante de esa derecha que desconfía de él. Inclusive afirmó que el titular de la Confiep, Alonso García Miró, presenta al exmandatario como un impresentable.
 
“Ollanta Humala cree que esa derecha que desconfía de él, que todo el día lo está tirando para abajo, que una derecha que dirige el señor de la Confiep, que parte del presupuesto es decir que Ollanta es un impresentable. A esa derecha Ollanta Humala trata de entusiasmarla, de ganarla y convertirse en su representante y eso no va a ocurrir”, refirió.
 
“Todavía tenemos varios momentos de crisis política seria en el Perú porque el gobierno de Ollanta quiere ser amigos de sus enemigos, en los peores de los términos en contra de la votación que el Perú le reclamó que hiciera”, indicó.

 

Una plataforma de tránsito del sistema financiero mundial  

Dammert Ego Aguirre declaró, finalmente, que el presidente Ollanta Humala quiere convertir al Perú en una plataforma de tránsito del sistema financiero mundial, con lo cual perdería todo su potencial el país.
 
“El Perú en los últimos años ha buscado superar el ser un productor de materias primas […], pero el presidente Ollanta Humala ha dado un giro y lo que ha hecho es abandonar nuestra ubicación en América del Sur, nuestra integración, y desde la cual generar políticas con todos los grupos mundiales que hay, y tratar de convertir al Perú en una plataforma de tránsito del sistema financiero mundial, con el cual perdería dramáticamente su potencialidad”, concluyó.