lunes, 24 de junio de 2013

Burga: Creación de superintendencia no viola autonomía universitaria

Ideeleradio.- Las autoridades universitarias y las que integran la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) se escudan en el tema de una supuesta violación de la autonomía universitaria porque no quieren perder sus puestos, estimó Manuel Burga Díaz, exrector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, tras considerar que el proyecto que prevé la creación de una superintendencia no afecta la independencia de estos centros superiores de estudios.
 
Fue al comentar a la eventual aprobación del proyecto de la nueva Ley Universitaria, la cual se discute en la Comisión de Educación del Congreso de la República.
 
“Yo no creo que haya una violación de la autonomía, a mí me parece que la intención no es una intención intervencionista, sino el de mejorar la calidad. El otro punto importante es la elección de autoridades para el voto universal ponderado de los docentes y los alumnos para constituir a los órganos universitarios y para elegir a las autoridades. Es decir, hay algunos cambios, obviamente los cambios traen riesgos, pero yo no creo que los rectores y los decanos deban preocuparse tanto, porque ellos han ganado su sitial y, probablemente, en una votación universal sean reelegidos”, declaró en el programa No Hay Derechos de Ideeleradio.
 
“¿Porque tanto revuelo?, por una razón sencilla. La ley en sus artículos finales y complementarios y las disposiciones transitorias finales dispone que las autoridades actuales cesan en su mandato y se eligen los nuevos comités electorales que van a formar los nuevos órganos de gobierno que elegirán sus nuevas autoridades, lógicamente nadie quiere perder su puesto, igualmente es la ANR que tampoco quiere desaparecer, entonces se escudan detrás de la autonomía”, explicó.

 

No se afectará la autonomía de universidades

En otro momento, reiteró que con la creación de la Superintendencia de Educación Universitaria no se afectará la autonomía. Opinó que con la creación de esta nueva entidad se pretende regular el sistema universitario en el asunto administrativo, mas no interno de las casas de estudio.
 
“[¿La creación de la superintendencia no atentaría con la autonomía universitaria?] Es un tema de polémica, no le puedo explicar todo de las aristas que tiene, pero solamente decirle que la ANR está compuesta por rectores en ejercicio y la Conafu (Consejo Nacional para la Autorización de Funcionamiento de Universidades) está compuesta por ex rectores vinculados por rectores en ejercicio. Este nuevo organismo, la superintendencia, estaría manejado por exrectores que no tengan ninguna relación con los rectores en ejercicio”, precisó.
 
“En tercer lugar, es una norma que afecta, porque hay algunos cambios y hay dos cambios que son muy notables, primero la creación de una superintendencia que es algo nuevo, que pretende ser un organismo regulador rector del sistema de la universidad para las partes administrativas, tengo entendido, no para las partes de funcionamiento interno”, declaró.
 
Burga Díaz sostuvo que no le preocupa que la superintendencia esté adscrita al Ministerio de Educación, puesto que el Ejecutivo siempre interviene de algún modo en el tema de las universidades públicas y privadas.
 
“[¿No le preocupa que la superintendencia sea manejada por el Ministerio de Educación?] El Ejecutivo interviene siempre en la universidad pública y privada y aquí realmente habría una mayor responsabilidad me parece del Gobierno de que las cosas funcionen bien, pero lo que esta superintendencia sería es parte de toda la política educativa de los gobiernos que se sucedan, entonces habría una mayor responsabilidad para que funcionen”, subrayó.

 

Es necesaria una nueva ley universitaria 

Finalmente, dijo que era necesario un cambio de la actual ley universitaria. Estimó que la Ley Universitaria de 1983 está regulada por la Constitución de 1979, mientras que las privadas están reguladas bajo el amparo de la Constitución de 1993.

“En primer lugar, debo señalar que es necesario un cambio, un cambio legislativo, un cambio normativo de la universidad actual. La ley que ahora está vigente desde 1983 es la 23733. Esta norma, yo creo, ha sufrido las modificaciones desde un contexto externo a ella, entonces ya no norma mucho la situación actual, más bien es un norma para algunas universidades y para las universidades públicas, en tanto las privadas están normadas por el Decreto Legislativo 882 del año 1996”, recordó.

“La ley universitaria se articula con la Constitución de 1979 y el Decreto Legislativo con la Constitución de 1993. Lo que significa que la ley universitaria actual no tiene un marco legal constitucional, más que algunos artículos importantes que se han repetido en la Constitución de 1993, por ejemplo, respetar su autonomía y los fondos públicos para las universidades públicas, por lo que creo que es necesaria una nueva normal”, concluyó.