miércoles, 19 de junio de 2013

Álvaro Vargas Llosa advierte que Gana Perú podría proponer una ley de medios parecida a la de Ecuador

Ideeleradio.- La bancada de Gana Perú podría intentar proponer una ley de medios de comunicación como la que tiene Ecuador o la que se quiere poner en práctica en Argentina, dadas las señales y las opiniones expresadas por el presidente Ollanta Humala respecto a los contenidos de los programas en el Perú, advirtió el escritor Álvaro Vargas Llosa.
 
Fue al considerar que el jefe de Estado debería tener un "extremo cuidado" cuando se refiere al tema de los medios de comunicación, pues él fue elegido “rodeado de muchas sospechas” sobre su visión democrática.
 
“Esto se agrava, además, por el contexto suramericano en que justamente en estos últimos días –vaya ironía– se ha aprobado y se está ejecutando la nueva ley de medios en Ecuador, que ha sido materia de críticas feroces de todos los organismos de derechos humanos y de libertad de expresión en el hemisferio. Entonces, en ese contexto, y además teniendo en cuenta la situación interna en el país, creo que el presidente debe abstenerse, en la medida de lo posible, de este tipo de juicios”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.
 
“Por otro lado, preveo el riesgo de que los colabores del presidente o los parlamentarios del partido del presidente, los congresistas de Gana Perú, pudieran el día de mañana alentados por esas señales, empezar a proponer leyes de medios parecidas a las que se han dado en Ecuador o la que se está tratando de poner en práctica en Argentina, pero que también ha encontrado mucha resistencia en la justicia”, señaló.
 

Humala debe tener extremo cuidado  

Vargas Llosa insistió en que Humala Tasso debería tener un extremo cuidado al plantear determinada situación vinculada a los medios de comunicación, no solo por las sospechas que lo rodearon en las campañas electorales, sino también por el hecho de que la democracia que tenemos es relativamente frágil.
 
“Sobre el fondo del asunto es posible que tenga algo de razón, yo mismo me he sorprendido con mi familia viendo los noticieros y la cantidad de tiempo que se dedica a la violencia y el morbo, para no hablar de la cantidad de medios que tenemos con un sesgo político que no siempre va en defensa de la democracia, sino en contra de la democracia, así que eso es algo que nosotros compartimos. El problema es este, él es presidente de la República y llegó al poder rodeado de muchas sospechas”, argumentó.
 
“[Es decir] si alguien tiene que tener un extremo cuidado de que no dar la impresión de que está invadiendo un terreno prohibido es él, precisamente por los antecedentes y lo delicado de la situación. Tenemos una democracia que aunque tiene casi 13 años, todavía es relativamente frágil y si se percibe que el presidente tiene la intención de invadir ese fuero, puede empezar a desatarse las alarmas”, subrayó.