lunes, 27 de mayo de 2013

Piden marco legal sobre desaparecidos y banco de datos genético para víctimas de la violencia

Ideeleradio.- El Equipo Peruano de Antropología Forense (EPAF) plantea la implementación de un marco legal para la búsqueda de personas desaparecidas y un banco de datos genético que permita la identificación de las víctimas de la violencia, informó Gisela Ortiz, a directora de Operaciones de esa institución.

“Nosotros, como parte del Equipo Peruano de Antropología Forense, veníamos planteando de hace tres años atrás, todo este tema de las exhumaciones por razones humanitarias. Es por eso que planteábamos este tema del paraguas humanitario, estas exhumaciones y búsqueda de desaparecidos desde un marco legal, una ley de búsqueda de personas desaparecidas que impulse más el lado humanitario”, indicó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Es decir, vamos encontrando a las víctimas, vamos identificándolas, restituyendo a su familia de manera paralela a lo que hace la justicia, no sobreponiendo una cosa sobre otra, sino pensando más en las miles de madres y padres ancianos que están muriendo y que con ellos muere gran parte de la información genética, que nunca vamos a tener para poder luego identificar a las víctimas”, anotó.

Ortiz Perea remarcó que la única manera de intervenir antropológicamente y desde el punto de vista forense es a través de la justicia. Señaló que hay que realizar una denuncia y es el fiscal quien determina todo el proceso de intervención.
“También hay una carencia de información genética, no tenemos un banco de datos genético. Ya en la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos recomienda al Estado Peruano la implementación de un banco de datos, de tal manera que más allá de la propia existencia de los familiares, sea un proceso que culmine con la identificación de las víctimas , y esto tampoco se está haciendo”, aseveró.

Depende del Minjus implementar mecanismo
La directora de Operaciones de EPAF dijo, en ese sentido, que hay una falta de voluntad política desde el Gobierno para que se impulse un mecanismo conjunto con la sociedad civil y las organizaciones de familiares y víctimas. Subrayó que depende del Ministerio de Justicia que se pueda implementar este tipo de mecanismos.

“[¿De quién depende estos mecanismos?] Del Ministerio de Justicia que pueda implementar este mecanismo legal de búsqueda de las personas desaparecidas, además también cómo atendemos este proceso de la restitución, como parte de un derecho a la identidad de la propia víctima”, puntualizó.

Nadie asume traslado de cuerpos y construcción de nichos
Por otro lado, señaló que la Comisión Multisectorial de Alto Nivel (CMAN) se encarga de entregar los ataúdes para un entierro digno a los familiares de las víctimas, pero lamentó que nadie asuma el traslado de los cuerpos ni la construcción de los nichos.

“Hace un mes estamos solicitando a la Municipalidad de Huancapi [Ayacucho] la construcción de 11 nichos para Huamanquiqui. En los próximos meses va a haber una restitución de cuerpos, y no hay donde enterrar a las víctimas. El familiar no puede preocuparse en movilizarse hasta la región Ayacucho, recuperar el cuerpo del familiar para luego llevarlo guardarlo a su casa. Hay que pensar en el problema de manera integral, con todas las aristas que tiene”, subrayó.

“Otro tema es el acompañamiento psicosocial. Las víctimas vivimos con un trauma producto de esta experiencia dolorosa que nos es difícil manejar muchas veces. Hay personas que tienen problemas de ansiedad, depresión, esquizofrenia y no hay que acentuar mucho más ese daño, entonces hay que ver desde el Estado, desde el Ministerio de Salud cómo vamos acompañar este proceso, personal y calificado para que este reconocimiento de las víctimas sea el final de un ciclo doloroso y no una revictimización”, acotó.

Hay 16 mil desaparecidos
Finalmente, informó que las estadísticas respecto a las personas desaparecidas se han ido incrementando y que, actualmente, existen 16 mil en esta condición. Recalcó que las cifras son el doble de lo que señaló la Comisión de la Verdad (CVR).

“El problema es grande, las estadísticas se han ido incrementando y, actualmente, estamos hablando de 16 mil desaparecidos. Son estadísticas del propio Ministerio Público y es el doble de lo que nos dijo la CVR en el año 2003. El problema es mucho mayor, hay que tener voluntad para llamar a todos los actores y ver de qué manera resolveremos este tema. Lamentablemente, hemos perdido muchísimo tiempo”, concluyó