lunes, 27 de mayo de 2013

Peñaflor: Imagen de Toledo está dañada, pero en Perú es difícil hablar de cadáveres políticos

Ideeleradio.- Si el expresidente Alejandro Toledo cometió un presunto delito en el caso de la compra de inmuebles de su suegra Eva Fernenbug, eso lo vera la ley, pero en el Perú es muy difícil hablar de cadáveres políticos, sostuvo la directora de Imasen, Giovanna Peñaflor, tras considerar que la ciudadanía, en un contexto electoral, repiensa las cosas de otra manera como sucedió en el año 2000 con el caso de su hija Zaraí.

“[¿Qué pasará si Alejandro Toledo tiene algo que ver con las compras de su suegra?] Yo creo que ahí ya vendrá el tema de la ley. En todo caso si la pregunta es [si es o no] un cadáver político, yo creo que en el Perú –y en eso coincido con otros analistas– es muy difícil hablar de cadáveres políticos, por una razón básica, porque la gente termina votando, y ha sido la constante en los últimos procesos electorales, por el mal menor. La gente termina votando por miedo o por rechazos a otros, en ese contexto cualquiera puede ganar y eso es en realidad un poco lo que uno está viendo en estos momento”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Lo que hoy es un gran problema, en otras circunstancias puede ser olvidado. El mismo tema del caso Zaraí, ¿cuánta gente en la primera campaña electoral de Toledo, antes de que caiga Fujimori, vio el tema y si lo miró, dijo, bueno acá hay otro tema más importante. Después cambió de opinión, cuando ya Toledo fue presidente, entonces quiere decir que la gente, en el contexto electoral, repiensa las cosas de otra manera, de otro ángulo, pero siempre hay la incógnita y lo mismo que vale para Toledo, vale para Alan García”, puntualizó.

 
Imagen de Toledo está absolutamente dañada
En otro momento, señaló que tras este caso, la imagen del expresidente Alejandro Toledo ha quedado absolutamente dañada. Opinó que desde la época de Fujimori hay una desconfianza total en el electorado por sus expresidentes a excepción de Fernando Belaunde y Valentín Paniagua.

“Yo creo que definitivamente la imagen del presidente Alejandro Toledo queda absolutamente dañada, creo que definitivamente las respuestas que ha dado han sido incluso peor que los problemas que se han presentado. Entonces, hay la imagen de una hombre que no puede ser claro, que nunca responde claramente, que en el fondo es una imagen con la cual gobernó durante los cinco años que estuvo en el país que fue presidente del Perú, eso yo creo que le suma, va en la línea de lo que la gente ya percibía de él en términos de su manejo de crisis, en términos de su manejo de respuestas, ya el otro tema lo tendrán que determinar las autoridades”, subrayó.

“Desde la época de Fujimori para adelantarse lo que hay es una desconfianza total y eres culpable hasta que se pruebe lo contrario, y en ese contexto la gente termina votando por personas en las que no confía enteramente, de las cuales no avala. Creo que el último presidente del que se hablaba así generaba confianza han sido Fernando Belaunde, aunque mucho se critico a su entorno y del expresidente Valentín Paniagua, que algunos decían que es porque estuvo muy poco tiempo”, concluyó.