martes, 14 de mayo de 2013

Hildebrandt: Si tuviéramos un Congreso atento, Cateriano tendría que largarse por caso Kepashiato

Ideeleradio.- Si viviéramos en una auténtica democracia, con un Congreso atento y una sociedad civil sensible, tanto el ministro de Defensa, Pedro Cateriano, como el presidente del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, José Cueto Aservi, tendrían que largarse, sostuvo el periodista César Hildebrandt, al considerar que percibe que existe una lógica cuartelaria de protección como en el caso de la Cosa Nostra o que se vio en el caso Madre Mía.

“Una pena que Cateriano caiga tan bajo [al defender esa versión], la verdad que yo le tenía un cierto aprecio personal. […] Si viviéramos en una auténtica democracia con prensa fiscalizadora, un Congreso atento y una sociedad civil sensible, el ministro de Defensa tendría que largarse y el jefe del Comando Conjunto, que es un auténtico mentiroso y que no lo hace ninguna honra al uniforme de Grau, tendría que haberse largado ya, pero no pasa nada”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[Cuando hacen una defensa cerrada] es una lógica cuartelaria, el frente común, sólido, inamovible y, además, sin ninguna capacidad de retractación porque así es la cosa, ‘sucedió y ahora hay que protegerse’. Es la lógica de la Cosa Nostra, también, y de la Camorra, y de Gambino, y de Madre Mía. Cuidado, y [la lógica] de Madre Mía, porque aquí empieza a haber ya también algunos retoques que nos retrotraen a algunas épocas en las que el Presidente de la República estuvo implicado en cosas muy feas y yo veo la misma atmósfera”, apuntó.

Como se recuerda, el Poder Judicial determinó en abril del año pasado que si bien se puede sostener que presuntos militares de la base de Madre Mía secuestraron a Benigno Sullca y su esposa Natividad Ávila en 1992, no es posible determinar quién cometió el crimen. En dicha sentencia se absuelve además a Humala Tasso, uno de los principales imputados.

Falso positivo colombiano traído al Perú
El periodista advirtió, en ese sentido, que una de las normas aprobadas por el Ejecutivo que permite el levantamiento de cadáveres sin la participación de un representante del Ministerio Público, podrían traer consigo hechos similares a los ocurridos en Colombia el 2008, donde se registraron los llamados “falsos positivos” en que los militares de ese país asesinaron civiles inocentes para hacerlos pasar como guerrilleros muertos en combate para presentar resultados.

“¿Para qué se hizo entonces [en Perú] la ley que permite el levantamiento de cadáveres sin asistencia fiscal? ¿Para qué cree que se hizo eso ante el silencio de la gran prensa y el ‘ningún susto’ de la sociedad civil?, todo el mundo ha aprobado esto. O sea en este momento tú matas a alguien, viene el cabo, recoge el cadáver, se lo lleva, sabe Dios de qué lo contamina, de ketes, posibles caserinas, de armas hechizas y ya está, listo, ‘bien muerto está’, es decir el ‘falso positivo’ colombiano traído al Perú”, apuntó.

Un incidente de causas probablemente aún más oscuras
Sostuvo que lo que ocurrió en Kepashiato es un incidente oscuro y que podría tener causas aún más oscuras. Calificó, asimismo, de increíble la tesis del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de que el ataque provino de la combi que transitaba por la vía Kepashiato-Ozonampiato.

“El resumen es que esto es parte del disparate organizado –si cabe el término– que hay en el Vraem en relación al combate al combate al narcosenderismo. Esto ha sido un incidente oscuro y, además, de causas probablemente aún más oscuras. Hay un especialista que dice que esta patrulla que además estaba encapuchada, de civil y de paisana, en realidad lo que esperaba era un trasiego de droga para tomárselo, esa es una especulación”, dijo.

“Lo que no es especulación es que el auto está abaleado, y lo que no es especulación es que el Comando Conjunto ha sostenido la teoría increíble que el peritaje demuestra que no hubo agresión. ¿El peritaje de qué? De un arma que está en su poder y que ellos le atribuyen a uno de los ocupantes del microbús, esto es increíble”, refirió.

SMV es refugio de Humala para construir ejército socrático
Finalmente, sostuvo que el énfasis del presidente Ollanta Humala en el establecimiento de sorteos para cubrir las plazas faltantes en el Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea del Perú se debe a que quiere compensar su impotencia política frente a sectores de la derecha y a que se refugia en la idea de que sí puede reconstruir el ejército socrático.

“[Este reglamento del servicio militar] es una raya más al tigre. El presidente tiene la idea de que como no puede mandar, porque la derecha lo manda a él, entonces, por lo menos se refugia en la idea de que sí puede reconstruir el ejército socrático con el que sueña. Entonces, él compensa su impotencia política respecto de los grandes asuntos del país con este hecho de vamos a militarizar un poco la juventud y por eso se va y habla de los aretes y la necesidad de servir al país, ¿servir al país con un presidente del Comando Conjunto que es capaz de mentir así?, es bien relativo”, recalcó.

“[Decir que el servir al país pasa solo por el servicio al país] es absolutamente anacrónico e inaplicable, además, sobre todo, discriminatorio [porque] con mil 800 soles me libré de todo. [Antes] las levas se hacían en camión, a estilo perrera, ¿vamos a volver a esa época?, no creo. No creo que se lo toleren tampoco”, concluyó