viernes, 10 de mayo de 2013

Guillén ve revanchismo en eventual indagación del Congreso porque suegra de Toledo no es funcionaria

Ideeleradio.- El pedido de la Comisión de Fiscalización que plantea tener facultades de comisión investigadora para indagar las compras de Eva Fernenbug, suegra de Alejandro Toledo, podría estar basada en un acto de revanchismo político porque la señora no es servidora ni funcionaria pública, estimó el exfiscal Avelino Guillén.

“Acá ya la investigación la tiene el Ministerio Público desde hace varios meses, no sé cómo resolverá el Pleno porque la propuesta de la Comisión de Fiscalización la va a evaluar en una votación. En principio, la imputación no es contra Toledo, sino contra su suegra, que no es servidora ni funcionaria pública [...]”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[...] Entonces, ¿cuál sería el argumento para investigar? ¿Solamente porque es suegra de Toledo, involucro a Toledo? Encuentro ahí una debilidad, creo que muchas veces, lamentablemente, se dan actitudes basadas en un revanchismo político que no es congruente”, acotó.

Comentó que si el Pleno del Congreso lo estima conveniente podría votar por una indagación parlamentaria, pero subrayó que el encuentra en el pedido de la Comisión de Fiscalización una dificultad
“Creo que la mayor exigencia que se tiene que dar es que el Ministerio Público cumpla su labor de manera objetiva e imparcial, lo más transparente y correcta posible, que agote todas las investigaciones. En todo caso, si quiere el Congreso también que lleve adelante su labor de fiscalización, pero yo encuentro allí una dificultad, entonces eso a mí me preocupa”, subrayó.

MP tiene obligación histórica
Apuntó que lo que se tiene que exigir al Ministerio Público es que esta entidad cumpla con su labor de manera objetiva e imparcial porque está en juego el prestigio de esa institución. Enfatizó que el magistrado que el fiscal de este caso tiene “una obligación histórica de resolver de la forma más correcta y sometida a la ley”.

“Creo que hay que esperar los avances [de las investigaciones] y estoy seguro que los fiscales están comprometidos en conocer la verdad. Acá lo que está en juego el prestigio, yo puedo tener opiniones en determinado sentido en relación a cualquier fiscal, pero lo fundamental es que un fiscal, ante un caso de una magnitud como esta, tiene una obligación histórica de resolver de la forma más correcta y sometida a la ley. En tal sentido, lo que exijo es una explicación transparente, amplia y documentada y de parte del Ministerio Público una actuación impecable”, concluyó.