viernes, 24 de mayo de 2013

Exigen inmediata libertad de indígenas detenidos por caso "Baguazo"


Ideeleradio (Jaén).- El párroco de Chiriaco, Fermín Rodríguez Campoamor, exigió la inmediata libertad de Asterio Pujupat Wachapea, Feliciano Cahuasa Rolin y Danny López Shawit, tres de los indígenas señalados por la Fiscalía como presuntos responsables de los sucesos de violencia del 5 de junio del 2009, conocido como Baguazo.

Fue al referirse a los casos de Feliciano Cahuasa y Danny López, quienes están implicados en el caso "Curva del Diablo y al de Asterio Pujupat, investigado por la muerte del mayor Felipe Bazán. Pujupat y López permanecen bajo arresto domiciliario en una “casa-cárcel”, mientras que Cahuasa está recluido en el penal de Huancas por más de tres años.

“[Pedimos] libertad inmediata, eso es lo que dice la ley, en el Código el artículo 135 [dice] que aquellos que han cumplido su carcelería preventiva, sin juicio ni sentencia, [pedimos] libertad inmediata. Es algo bien sencillo lo que se pide, que en lugar de estar en el radio urbano de Bagua, puedan estar en su casa, en su comunidad, tranquilamente viviendo como todos los demás, ¿por qué todos los demás procesados están en sus casas y esperando el juicio, ¿por qué será?”, se preguntó en el programa descentralizado que realizó No Hay Derecho desde Jaén a través de Radio Marañón.

“[Ellos] quieren demostrar su inocencia, no hay ese peligro de que se escapen, no es real, es una imaginación que lo hacen [las autoridades] porque les interesa tenerlos ahí y asegurarse tener un juicio. Parece ser que lo más importante no es hacer justicia, sino hacer un juicio, que son cosas radicalmente distintas”, acotó.

Dos indígenas en casas-cárceles
El sacerdote sostuvo que se equivocan quienes piensan que dos de los tres indígenas detenidos están bajo arresto domiciliario, porque están fuera de sus territorios recluidos en “casas-cárceles” que no tienen muebles ni un lugar para recibir a sus familiares.

“En el radio urbano de Bagua hay dos casas alquiladas por dos inquilinos, Asterio y Danny, allí están encerrados, custodiados sin pan ni agua. La familia puede ir a verle, puede estar allí, no hay mueble ninguno, la casa está vacía y lo primero que exigen es la garantía de que no se pueda escapar, [...] en Bagua están Asterio y Danny en dos casas separadas, independientes y el tercero, Feliciano, no ha podido salir del penal de Huancas en el momento que ya cumplía su exceso de carcelería”, indicó.

“El mismo día que [Danny López] iba a salir le llega un arresto de un nuevo juez de Bagua Grande que juzga que él puede ser el presunto asesino del mayor, lo cual es absurdo porque llevan tres años en la cárcel y en ningún momento nadie le acusa de nada, porque desde el principio hay una pericia de absorción atómica que dio negativo y eso ya descarta, pero el nuevo juez ignora [esto] o no le da importancia. Son los únicos que lo detienen y lo pintan, lo cubren con el término arresto domiciliario”, puntualizó.