viernes, 3 de mayo de 2013

EPAF: Estado debería emprender una política de búsqueda de 15 mil desaparecidos

Ideeleradio.- El Estado Peruano debería emprender una política de búsqueda para encontrar a los más de 15 mil desaparecidos de la época del conflicto armado interno, sostuvo el director del Equipo Peruano de Antropología Forense (EPAF), José Pablo Baraybar, tras considerar que el trabajo del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) sería muy interesante en esta tarea.
 
“Cuando hablamos de desaparición forzada, si bien es una práctica de Estado principalmente, eso no exime en este caso a Sendero, que bajo otras formas jurídicas haya llegado al mismo objetivo y al mismo fin. Entonces, se está trabajando mucho en depurar esas listas, pero es un trabajo bien complejo, porque lo que habría que hacer como Estado sería una política de búsqueda, es decir, esos son peruanos, son ciudadanos peruanos, hay que buscarlos, encontrarlos y darles los restos a sus familiares”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.
 
“Sería súper interesante poder comparar el listado de los 15 mil 721 desaparecidos con el de la Reniec, ver cuánta gente, por ejemplo, no recuperó nunca sus libretas electorales de tres cuerpos, cuanta gente figura como desaparecida, como caso pendiente en la Reniec. Ese sería un buen inicio de trabajo, porque la Reniec misma publicó hace unos años unas estadísticas realmente alarmantes de la cantidad de gente que no había recuperado su Libreta Electoral primero y su DNI después”, manifestó.
 
El experto reveló que la mayor cantidad de personas que no hicieron el cambio de su Documento Nacional de Identidad (DNI) provenían de las regiones más golpeadas por la violencia interna.
“Imagínate la cantidad de años que han pasado, sobre todo, en provincias como Huancavelica, Ayacucho, Apurímac y Junín, lo cual implica dos cosas; la primera puede ser, que fueran senderistas en la época y que ni modo iban a ir a cambiar su DNI porque iban a ser arrestados en ese momento y lo otro es que eran desaparecidos o que estén muertos”, detalló.

 

Estado debería invertir más en investigación

En otro momento, comentó que una solución para disminuir el alto número de desaparecidos sería la investigación. Explicó que el principal problema que se presenta en la indagación es el conflicto real que existe entre lo judicial y lo humanitario.
 
“¿Qué debería hacer el Estado? ciertamente hay una solución. La solución es básicamente mayor investigación. Ahora, ¿cuál es el problema con mayor investigación?, que para investigar, tú estás investigando retrospectivamente un fenómeno para el cual no hay ningún tipo de colaboración. El problema para el país es que hay un ‘cierra filas’ tremendo para no hablar de esta época, porque si se habla de esta época estás haciendo apología a Sendero […] Lo que quiero decir es que si tú hablas del tema es como decir, ‘ya eres senderista’, ahí ya problema número uno”, subrayó.
 
“El problema principal que se presenta aquí es básicamente esta suerte de conflicto real que existe, no solamente en el Perú, entre lo judicial y lo humanitario. Lo judicial requiere plazos muy concretos, muy específicos, muy acotados para demostrar un hecho más allá de lo razonable, lo judicial puede tener la intención de poder dar respuesta a las familias, pero su rol principalmente es perseguir a alguien por un hecho punible, el mejor ejemplo para ello es Los Cabitos”, detalló.

 

Hemos identificado a tres personas 

Finalmente, confirmó que su equipo ha logrado identificar los restos de tres personas desaparecidas en Los Cabitos. Dijo no descartar que de la lista de los 15 mil desaparecidos haya un porcentaje que pueda haber sido atribuible a la organización terrorista Sendero Luminoso.
 
“Nosotros hemos logrado con ADN identificar a tres personas, tomando una muestra al azar de todos los restos que se han encontrado tres personas, que desagraciadamente pertenecen a los años 1984 y 1985”, indicó.
 
“Todavía estamos en la vía de poder limpiar de alguna manera la lista de los 15 mil desaparecidos para ver cuál porcentaje de ellos, que no es un porcentaje enorme dicho sea de paso –porque Sendero más bien mataba más que se llevaba gente para matarla en otra parte– sería atribuible a Sendero, porque jurídicamente Sendero no es el Estado y, por lo tanto, no desaparecía gente, secuestraba gente para luego matarla; pero que Sendero se ha llevado mucha gente en muchas circunstancias y los ha matado en otro lugar es un hecho absoluto, no hay duda de ello”, puntualizó.
 
Como se recuerda, a lo largo de los años del conflicto armado interno, la base militar Los Cabitos —sede del Comando Político-Militar de Ayacucho— fue utilizada como centro de detención, tortura, ejecución y desaparición forzada.