viernes, 24 de mayo de 2013

Dirigente awajún denuncia discriminación en programa Beca 18

Ideeleradio.- Un acto de discriminación se registra en el programa Beca 18, porque dos jóvenes que aprobaron un examen para estudiar Ingeniera Mecánica e Ingeniera de Sistemas no están cursando hasta el momento estas carreras, denunció Zebelio Kayap, presidente de la Organización de Desarrollo de los Pueblos Fronterizos del Cenepa (Odecofroc), tras cuestionar que los puntajes exigidos en las zonas rurales sean los mismos que en las áreas urbanas.

“[En] los programas sociales como Beca 18 [se ve] en la publicidad y en periódicos [que] es un programa maravilloso que todo el mundo aplaude. Yo llevé a seis jóvenes y de ellos ingresaron dos jóvenes, un sordomudo de Imasa y uno del Cenepa a las carreras de Ingeniera Mecánica e Ingeniera de Sistemas; sin embargo, ellos no están estudiando hasta la fecha”, denunció en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Eso es lo que nos hace pensar. El Gobierno hace propaganda para los más pobres, pero al final de todo el esfuerzo que hacemos, los indígenas no están estudiando. [...] El 9 de febrero hicieron el examen de admisión, han pasado tres meses y hasta ahora no han recibido absolutamente nada; no pueden estudiar”, acotó.

Puntaje para zonas rurales es una exageración
El dirigente cuestionó, además, que el Gobierno considere puntajes en las zonas rurales como si se tratara de las áreas urbanas, como Lima, sin tomar en cuenta que la educación de ambas jurisdicciones es distinta.

“Los estándares de notas de ponderación que ha puesto el gobierno [son de] 14 de ponderación. Yo creo que para los pueblos indígenas es demasiada exageración, porque es un puntaje casi para las zonas urbanas, ahora conociendo pues la realidad de las comunidades por la misma condición de la infraestructura del equipamiento de las instituciones educativas, las rendiciones académicas son muy bajas por lo que no han podido acceder”, refirió.

“Cuatro jóvenes de los seis que lleve no pudieron ingresar porque tuvieron 13.2 o 13.6, sin embargo, los otros dos que si ingresaron por las notas más altas, ahora no pueden estudiar. El hecho mismo genera un caos, una desconfianza, no se le puede creer nada, ¿cuál de los programas van a ser bienvenidos para la población?, la población siempre los ha recibido con una perspectiva positiva, pero al final discriminan, entonces a ¿quiénes se están beneficiando de los espacios que estos jóvenes ganaron con esta beca si al final no vienen estudiando?”, recalcó.