miércoles, 8 de mayo de 2013

Acodecospat: Actividad petrolera trajo enfermedades y no debería estar en nuestro territorio

Ideeleradio.- Nos gustaría sinceramente que las actividades petroleras de Pluspetrol no se desarrollen en nuestros territorios porque en vez de beneficiarnos nos perjudican, estimó Alfonso López, presidente de la Asociación Cocama de Desarrollo y Conservación de San Pablo Tipishca (Acodecospat), tras denunciar que sus alimentos no son aptos para el consumo humano a causa de la contaminación ambiental.
 
“Nos gustaría sinceramente –porque yo lo vivo en carne propia– que estas actividades no se desarrollen en nuestros territorios porque a nosotros no nos benefician, porque en más de 40 años de actividad petrolera ha significado para nosotros el empobrecimiento, enfermedades y muerte de nuestros hermanos, nos estamos muriendo lentamente y nadie se preocupa de nosotros”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.
 
“La base de nuestra alimentación es el pescado y nuestras aguas están contaminadas, porque estas empresas por casi 40 años han vertido de formación a nuestras quebradas, a nuestros ríos, a nuestras cochas, porque han contaminado nuestros peces, porque hay estudios del Instituto de la Investigación de la Amazonia Peruana, donde muestran que los pescados, los peces del Marañón y sus cochas [lagunas] tienen metales pesados por encima de los límites permitidos en sus cuerpos”, estimó.

 

Que remediación ambiental no quede en el discurso

En otro momento, indicó que esperan que el proceso de remediación ambiental sea una realidad y no un discurso de las autoridades del Estado. Exigió que se proteja la vida de los pueblos indígenas, así como se defiende la política extractiva de recursos minerales.
“Nosotros queremos defender lo que corresponde como herencia, que hemos recibido de nuestros antepasados, para poder dejar a nuestros hijos, si no en las mismas condiciones, por lo menos en condiciones que esta situación se revierta, que se entre en un proceso de remediación que sean reales, que no sean discursos, remediaciones que nos muestren a nosotros de que si se están recuperando estas zonas que se han malogrado”, precisó.
 
“Si bien es cierto la actividad extractiva es una política de Estado, pero las políticas de Estado entendemos que pasan por proteger la vida y la lucha de los pueblos indígenas también. Nosotros somos del pueblo Cocama, estamos en la cuenca del Marañón, donde está el Lote 8X también afectando la gran área natural protegida”, aseveró.

 

Nos quieren sacar de nuestros territorios  

Finalmente, dijo que el Estado pretende sacarlos de sus territorios al reconocer que sus aguas no son actas para el consumo humano. Reveló que estos daños ambientales llevan entre 200 a 300 años en ser remediados.
 
“La Digesa (Dirección General de Salud) nos dice que estas aguas no son actas para el consumo humano; sin embargo, recomiendan no consumir estos recursos. Entonces ¿Hacia dónde nos están llevando? Nos quieren sacar de nuestros territorios”, denunció.
 
“Sabemos que hay impactos ambientales que en 200 a 300 años no va a ser posible de remediarlos, de recuperarlos, sabemos perfectamente y muchos creen que los pueblos indígenas se levantan porque están en contra de la inversión o de estas actividades”, concluyó.