martes, 23 de abril de 2013

Sinesio López: Vargas Llosa y Toledo exageran al hacer “cuestión de Estado” con el tema Venezuela


Ideeleradio.- El escritor Mario Vargas Llosa y el expresidente Alejandro Toledo exageran al hacer cuestión de Estado con la posición que tomó el mandatario Ollanta Humala en relación a Venezuela, su participación en la investidura de Nicolás Maduro y el apoyo de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas), estimó el analista político Sinesio López.

“[¿En el caso de una ruptura con los garantes, el nacionalismo buscaría fujimorismo?] Esa es una posibilidad, pero creo que Vargas Llosa y Toledo exageran porque ellos hacen una cuestión de Estado a partir de Venezuela, pero yo creo que en la cuestión de Venezuela, Ollanta Humala tiene razón”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“En la política exterior no se rige por eso, hay otras razones por las cuales la política exterior puede incluso entrar en ciertas relaciones con gobiernos que no son totalmente democráticos. Si todo se diera por gobiernos democráticos, habría que prescindir de varias relaciones, incluido China. Allí hay mucha ideología corriendo más que realidades políticas concretas. Allí Mario Vargas Llosa lo hace de buena fe, Toledo también, pero hay una equivocación de su política”, apuntó.

Tengo grandes discrepancias con el chavismo
No obstante, precisó que tiene grandes discrepancias con el problema del chavismo y con el proceso electoral en Venezuela, al cual calificó de discutible e inequitativo. Sin embargo, opinó que no ha habido fraude en los comicios de la semana pasada.

“Yo tengo grandes discrepancias con el problema del chavismo, reconozco que no ha habido fraude porque si hubiera habido fraude no habría auditoría de votos. Lo que sí es discutible es el mismo proceso electoral que es favorable a Maduro, es muy inequitativo pero eso pasa aquí también, como el 2011, y eso es lo que hay que cambiar”, declaró.

“Eso tiene que ver con las reelecciones, ese es el gran problema de la reelección indefinida, la reelección indefinida también tiene que ver gobiernos que ya no son democráticos, que se transforman en gobiernos autoritarios competitivos. Creo que hay allí una exageración de Vargas Llosa y de Toledo sobre la política que tiene que seguir el Gobierno, de ‘si no es democrático, entonces no lo apoyo’”, subrayó.