martes, 2 de abril de 2013

Rosa Mavila sobre reducción de penas a narcos: “Hay corrupción y hay dinero detrás”


Ideeleradio.- “Hay corrupción y dinero detrás”,  aseveró  la congresista Rosa Mavila; al cuestionar las declaraciones del expresidente Alan García, quien justificó los beneficios penitenciarios, entre indultos y conmutaciones de penas, otorgados a 400 condenados por narcotráfico durante su gestión.

“Escuché una declaración del exmandatario que decía se les rebajó sólo un año [a los presos por narcotráfico], pero rebajándole sólo un año a un capo de la droga le da la posibilidad de salir bastante antes. Antes había beneficios para gente procesado por TID [tráfico ilícito de drogas], entonces en este caso de Cleto Carhuapoma, no sólo se le conmutó la pena, sino el Poder Judicial le había otorgado el beneficio de semilibertad. A él le conmutan la pena cuando ya estaba en libertad, miren qué tal favorecido, cuesta tanto obtener un beneficio penitenciario, pero él lo obtiene de un lado y, por el otro, le conmutan la pena, cuánto poder hay. Hay corrupción y hay dinero [detrás]”, aseguró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

 “Los pesos por droga son una cantidad importante en el país, pero definitivamente no son la mayoría. Los que están por robo, por robo simple esa es la mayoría, y tampoco es cierto lo que dice el ex presidente Alan García que estos eran paqueteros o gente de escasa responsabilidad penal. El diario El Comercio, da cuenta de que estas conmutaciones se dieron a condenados por tráfico de drogas”, agregó.

 
Hay mucha presión de narcotraficantes

Mavila León recordó que cuando trabajó en el INPE existían muchas presiones por parte de gente vinculada al tráfico de drogas, quienes pedían que se les ampliara sus beneficios penitenciarios para que se les pudiera reducir la pena.

“Cuando yo trabajé en el Ministerio de Justicia sí habían presiones a la gente vinculada al tráfico de drogas, para que se ampliaran los beneficios penitenciarios, para que se redujere la pena por educación y trabajo, y no se les concedió.  Peor había presión, petición, intermediación. De hecho la gente procesada o condenad por tráfico de drogas ejercita influencias en la orientación de favorecerlos”, dijo

 
Se quieren presentar como padres humanistas

Indicó que el expresidente García y los apristas se presentan como padres humanistas del delito penitenciario. Subrayó que sus políticas debieron estar orientadas hacia los presos jóvenes y primarios.

“Ahora [los apristas] se presentan como los padres humanistas del delito penitenciario y francamente el humanismo penitenciario debería estar orientado para los presos jóvenes , primarios, para los presos de bagatela  a los que sí debemos pensar en una política de conmutación y despenalización, pero no para capos de la droga o reincidentes habituales en esta materia”, concluyó.