martes, 16 de abril de 2013

Ramiro Escobar: Perú debió ser más prudente antes de felicitar a Nicolás Maduro

Ideeleradio.- El jefe de Estado, Ollanta Humala, debió ser más prudente antes de felicitar al presidente electo de Venezuela, Nicolás Maduro, sostuvo el internacionalista Ramiro Escobar, tras considerar que el Perú debió respaldar el pedido de la Organización de Estados Americanos (OEA) para que se realice un recuento de votos.

Fue al comentar la llamada telefónica que le hizo el jefe de Estado, Ollanta Humala, para felicitar a Nicolás Maduro por su elección, en la que le dijo que tenía una gran responsabilidad de unir al pueblo venezolano.

“Mira la OEA ya ha mostrado su acuerdo con el recuento de votos, pero no le han hecho caso, algunos países ya han felicitado a Nicolás Maduro como presidente electo, entre ellos el Perú. Lo que a mí me llama la atención, yo creo que debió ser más prudente. Estados Unidos también ha mostrado su acuerdo con el recuentro de votos”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.
 
“Si la situación de desboca, Nicolás Maduro va a tener que entender que no está en una situación política normal y que los organismos regionales o los países vecinos, por supuesto, no van a vulnerar la soberanía, pero tienen que mostrar su preocupación por lo que está ocurriendo, como ocurrió en el Paraguay”, recordó.

Comunidad internacional y diálogo en Venezuela 

En otro momento, indicó que la comunidad internacional tendrá que pronunciarse si el flamante jefe de Estado de Venezuela no muestra una mayor disposición de diálogo con la oposición. Advirtió que la ciudadanía está envalentonada en las calles porque saben que no es lo mismo enfrentarse a Hugo Chávez que a Nicolás Maduro.
 
“Hay gente con cacerolas en la calles, ayer se han quemado dos locales del Partido Socialista Unido de Venezuela, a mí me parece que esto no va a parar tan fácilmente, la gente ya está harta y hay algo que gravita mucho en esto y es que ante la ausencia del gran líder, del caudillo ya se ha perdido bastante el miedo, no es lo mismo enfrentarse a Chávez que enfrentarse a Maduro, me parece que la gente está más envalentonada y por propias razones”, subrayó.
 
“Si Maduro no muestra una disposición de diálogo, no muestra un puente hacia la oposición me parece que la comunidad internacional va a tener que decir algo, no sé si presionar sea la palabra, pero si influir para que el proceso político en Venezuela encuentre un canal sensato de diálogo y no se desboque hacia el estallido social”, concluyó.