miércoles, 24 de abril de 2013

Procuraduría: Preocupa que no se ejecuten embargos de bienes procedentes de corrupción y narcotráfico

Ideeleradio.- Nos preocupa la falta de inscripción de bienes incautados en los Superintendencia Nacional de Registros Públicos y que no se ejecuten los embargos respectivos de los que ya están confiscados y que proceden del narcotráfico y de la corrupción, aseveró el procurador Julio Arbizu.
 
Fue al comentar las declaraciones de la presidenta de la Comisión Nacional de Bienes Incautados (Conabi), Pilar Sosa, quien solicitó al Poder Judicial copias de las actas de incautación y decomiso de los bienes emitidos por los juzgados del país, tras haberse detectado que los inmuebles que no fueron inscritos en los Registros Públicos viene permitiendo a sus titulares que puedan venderlos o transferirlos a terceras personas.
 
“Sí, nos preocupa muchísimo el hecho de que estas cosas estén ocurriendo [la falta de inscripción en Registros Públicos] y no solamente respecto a bienes incautados, sino en algunos casos, los embargos tienen 10 o poco menos años de duración sin que se ejecuten. Este es un asunto que preocupa”, precisó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.
 
“Aquí ha habido una dejadez absoluta en los años previos sobre qué se hacía con los bienes incautados o decomisados. Muchos de estos bienes tienen acta de incautación, mas no tiene inscripción en registros públicos de la incautación. Es decir, para el tercero adquiriente de buena fe, compra un bien que no tiene ningún gravamen”, agregó.
 
Arbizu Gonzales refirió que la Procuraduría tuvo conocimiento y evitó el traspaso de un bien que había sido confiscado a Alberto Venero, personaje que estuvo vinculado al exasesor Vladimiro Montesinos. No obstante, mencionó que dicha labor no les compete como institución.
 
“Nosotros hemos recibido la noticia en algún momento que un bien que estaba incautado a un testaferro de Venero fue vendido a una tercera persona y, además, ha habido un hecho litigioso que daba cuenta que este bien garantizaba una deuda con la que se debía pagar a un tercero. Sostener, primero, que este bien era materia de incautación, detuvimos el traspaso. Esta en realidad no es una labor de la Procuraduría. La labor de la Procuraduría termina en rigor con la incautación, pero, bueno, había que hacer algo y lo hicimos”, comentó.

Parte de lo incautado para fortalecer |

Procuraduría Por otro lado, el abogado del Estado comentó que existe la disposición de que un porcentaje de la venta de los bienes incautados sea destinado para fortalecer el trabajo de la Procuraduría.
 
“Entiendo que hay la disposición de estos bienes que fueron incautados en su momento por el Poder Judicial a instancias de la Procuraduría, me refiero a los que tienen relación con los actos de corrupción, de esa venta un porcentaje pase a fortalecer la propia Procuraduría. Y entiendo que así va a ser con las procuradurías especializadas”, finalizó.